La inquietante vecina de celda que tendrá Ana Julia

Ana Julia Quezada cuartada juicio

La Audiencia de Almería condenó a la pena de prisión permanente revisable a Ana Julia Quezada por asesinar con alevosía al niño de ocho años Gabriel Cruz. Ocurrió en febrero de 2018 en la finca familiar de Rodalquilar, en Níjar, Almería, tal y como declaró probado el jurado popular.

Ahora se ha sabido que Ana María Baños, la madre que asesinó a su hijo en El Ejido, y Ana Julia se han conocido este fin de semana en el módulo de mujeres de la cárcel de Almería. Sus celdas se encuentran una al lado de la otra y comparten un régimen de aislamiento similar.

Ana María, de 38 años, ingresó en la cárcel de El Acebuche el pasado sábado. Lo hizo bajo prisión provisional, acusada de asfixiar a su hijo de siete años. Los hechos sucedieron en la vivienda familiar que ambos compartían, ubicada en Huércal de Almería.

La compañera de Ana Julia había recibido atención en Salud Mental antes del suceso

Conscientes de la gravedad de los hechos, instituciones penitenciarias optó por aplicar dos garantías adicionales de protección. En primer lugar, la incluyeron en el programa de prevención de suicidios con una interna de confianza encargada de su vigilancia.

Además, los antecedentes de atención psiquiátrica aconsejaban una intervención de estas características. No en vano, se sabe que la mujer había recibido atención en Salud Mental antes del suceso. Numerosos testigos apuntaban a un posible trastorno.

En segundo lugar, la cárcel ha optado por aplicarle el artículo 75 del Reglamento Penitenciario. Según el mismo, se establece su protección frente al resto de la población reclusa. En la práctica, supone un cierto grado de aislamiento respecto a sus compañeras de módulo.

Resulta que en la cárcel de Almería solo existe un espacio reservado para mujeres, más concretamente el módulo uno. Por tanto, las dos mujeres han acabado compartiendo el mismo pasillo y han mantenido cierto contacto, ha apuntado La Voz de Almería.

Ana María Baños se encuentra en prisión provisional desde la tarde del pasado sábado por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Cuatro de Almería. Está acusada de un presunto delito de asesinato por la muerte del pequeño Sergio, de siete años.

El pequeño fue hallado en su vehículo la mañana del jueves en Las Norias de Daza, El Ejido, después de haber sido supuestamente asfixiado en la vivienda familiar ubicada en la Plaza Río Chico de Huércal de Almería, en el barrio de Villa Inés. La presunta agresión se produjo tres días después de que un juez le otorgara la custodia al padre.