El piloto de MotoGP, Álex Rins, robado en plena carrera.

El piloto español de MotoGp, Álex Rins (Suzuki GSX RR), sufrió este domingo, en la celebración del Gran Premio de Jerez, el robo más insólito que probablemente hayamos conocido.

Tras cruzar la línea de meta en segunda posición, detrás de Marc Márquez, y en la vuelta de celebración, un comisario que le sujetaba la moto mientras el piloto celebraba el podio con los aficionados, aprovechó para robarle una pieza de su montura.

Lo que no sabía este «astuto» ladrón, es que la cámara a bordo de la moto estaba encendida. Rins fue informado después del suceso, que se tomó a broma: «Era la funda del aceite del líquido de freno». «Supongo que estaría emocionado. Tiene grabada la S de Suzuki y un 42. Si lo veo en Wallapop lo compraré. Estoy dispuesto a cambiárselo por una rodillera», afirmó con tono de humor.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1125076826731307009

Según la cadena DAZN, que retransmite las carreras, el comisario, arrepentido, devolvió la funda a su propietario.