La OMS ve innecesario que los niños menores de 11 años usen mascarilla

niño mascarilla

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha vuelto a cambiar de parecer tras las investigaciones recientes. Ahora, la organización recomienda que los niños mayores de 11 años lleven mascarilla facial en las mismas condiciones que los adultos.

Con ello se refiere a que los niños deberán llevar la mascarilla en espacios cerrados, con mucha gente y donde no se pueda mantener la distancia de seguridad.

Decisión de la OMS frente a las mascarillas

«Los consejos sobre el uso de mascarillas en niños y adolescentes de 12 años o más deben seguir las recomendaciones de la OMS para el uso de mascarillas en adultos y / o las directrices nacionales sobre máscaras para adultos», manifiesta en un comunicado.

«Incluso cuando se aplican las directrices nacionales, hay que especificar consideraciones adicionales para entornos especiales como escuelas, durante el deporte o para niños con discapacidades».

Es decir, la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) no ve necesario ni recomienda por lo general el uso de mascarillas entre los niños de 6 y 11 años. Aunque sí pide que se les tome en consideración en zonas con una «transmisión intensa de virus» o en entornos especiales como escuelas, parques o zonas de ocio.

La mascarilla frente al proceso de aprendizaje 

Esta decisión viene dada tras las recientes investigaciones donde muestran que las mascarillas pueden interferir significativamente con el proceso de aprendizaje. Así como tener un impacto negativo en las actividades escolares críticas.

Además hay que tener en cuenta que la mayor parte de las veces los niños no son capaces de quitárselas, ni ponérselas por sí mismos. De hecho, recomiendan que los niños de hasta cinco años que, por el motivo que sea, tengan una máscara puesta, estén bajo supervisión constante.

Del mismo modo, los estudios de transmisión sugieren que los niños mayores (por ejemplo, adolescentes) pueden desempeñar un papel más activo en la transmisión que los niños. Por lo que se podría disminuir el uso de tapa bocas en los niños entre 6 y 11 años.