Nuevos datos sobre el ataque en Utrecht, ¿terrorismo o disputa familiar?

Las autoridades holandesas confirmaron ayer, pasadas las seis de la tarde, la detención de Gökmen Tanis, presunto autor del tiroteo que esta mañana ha matado a tres personas y ha herido a otras cinco este lunes por la mañana en la localidad de Utrecht. Horas más tarde, la Policía ha confirmado dos nuevos arrestos relacionados con el ataque, aunque no ha dado más detalles de la implicación de los detenidos en el tiroteo.

Se desconocen los motivos de este brutal ataque. La agencia turca de noticias Anadolu asegura que se trata de un crimen fruto de una disputa de ámbito familiar, pero la policía continua trabajando también en la hipótesis terrorista.

“Como se ha informado en la conferencia de prensa, la policía acaba de arrestar a un hombre con las sospecha de estar involucrado en el ataque de esta mañana”, ha tuiteado la policía holandesa, que también ha informado de que la detención se ha llevado a cabo en una redada en la calle Oudenoord, a unos tres kilómetros de distancia del lugar del tiroteo.

Dudas sobre el motivo del acto terrorista

El detenido es GökmenTanis, de 37 años y nacido en Turquía. Un hombre con varios antecedentes penales, como ha confirmado la policía. Aunque no ha entrado en detalles, diversos medios locales hablan de delitos menores como robos, insultos o amenazas, hasta un intento de homicidio en 2013, cuando disparó contra un edificio cercano a la plaza en la que presuntamente habría disparado contra varias personas. También ha visitado los juzgados recientemente en un juicio por violación que se remonta a 2017.

Pasadas las diez de la mañana, un hombre abrió fuego contra los pasajeros de un tranvía en la ciudad holandesa de Utrecht causando tres muertos y cinco heridos. Posteriormente, el hombre habría huido en un Renault Clio de color rojo que había robado justo antes de cometer el ataque.

Más detenidos por el ataque 

La policía ha batido la zona en busca del sospechoso y ha realizado varios registros en los que ha detenido a otra persona de la que no ha trascendido la identidad pero sí que es sospechoso de estar vinculado al ataque. Finalmente, pasadas las seis de la tarde, el principal sospechoso del tiroteo, Gökmen Tanis, ha sido detenido por los agentes holandeses.

Tras el arresto del principal sospechoso, las autoridades han bajado de nuevo el nivel de amenaza de 5, el más alto posible y que significa inminencia de un atentado o riesgo de que haya más ataques, a nivel 4, el que está establecido en todos los Países Bajos y en el resto de Europa.

En una comparecencia de prensa, el primer ministro holandés, Mark Rutte, ha insistido que aun se desconocen las motivaciones del ataque y que se debe dejar trabajar a los investigadores. Ha destacado que se trata del primer ataque que tiene lugar en el transporte público holandés y que sea por el motivo que sea, se trata de un atentado que ha dejado tres muertos y cinco heridos, tres de ellos en estado crítico.

Además, el presidente turco, Tayyip Erdogan ha afirmado que los servicios de inteligencia trucos también están investigando el ataque para esclarecer si el móvil del atacante, originario de Turquía, era personal o terrorista.