Los mundiales de natación cierran con una revolución de solo 14 años y un arresto por acoso sexual

Los mundiales de Gwangju, hicieron que la emoción se mantuviese hasta el último día donde se batieron varios récords mundiales. El nadador estadounidense Regan Smith, batió la plusmarca de los 100 espalda (57.57) en 4×100 estilos, donde su país, Estados Unidos, se alzó con el oro estableciendo un nuevo récord (3:50.40). Un total de 10 marcas mundiales han sido batidas en estos mundiales.

Caeleb Dressel, no pudo sumar su séptimo oro, aunque con sus 8 podios (6 oros y 2 platas) le convierten en el rey de estos mundiales. Este hecho se basa, en el sorprendente triunfo del británico Duncan Scott, que superó en el relevo final a Nathan Adrian.

En el cuadro femenino, la húngara Katinka Hosszú (400 estilos), acompañada por las americanas Simone Manuel (50 libre) y Lilly King (50 braza), consiguieron sus segundos oros en categoría individual. King, sufrió ante la italiana Benedetta Pilato, que se destapó como nueva figura de la natación a tener en cuenta con solo 14 años y un poco más de 6 meses. También dieron la sorpresa el alemán Florian Wellbrock en 1.500 y el sudafricano Zane Waddell en 50 espalda.

La nota discordante, surgió en el plano extradeportivo donde Tamas Kenderesi, bronce en los últimos Juegos Olímpicos, fue arrestado y posteriormente interrogado por un supuesto acoso sexual presuntamente cometido en un pub nocturno. Finalmente quedó en libertad aunque no podrá salir del país en 10 días.