Condenado el joven que alertó de una bomba falsa en el avión que venían sus padres

easyjet-vuelo-pasajero-expulsar

Un tribunal francés ha condenado a un joven de 23 años a nueve meses de prisión por alertar de una falsa bomba en un avión en el que viajaban los padres, que iban a visitarle.

El joven llamó anónimamente provocando la alarma en los aeropuertos de Reenes-Dinard y Lyon-Saint-Exupéry.

El suceso ocurrió en enero y el joven, utilizó para ello un programa informático para modificar su voz, aunque fue descubierto por la geolocalización de su teléfono móvil. «Escúcheme atentamente, el avión Easyjet de Lyon a Rennes no despegará, de lo contrario explotará», aseguró.

La alarma provocada supuso el retraso de una docena de vuelos y que un avión de Lufthansa con destino Lyon desviara su ruta hacia Ginebra. A pesar de los esfuerzos del joven por evitar que el avión en el que viajaban sus padres despegara, el vuelo llegó a su destino.

El chico, que no quería ver a sus padres debido al desorden que acumulaba en su piso, alegó que los días que no tenía clase se pasaba las horas fumando porros. «Podía fumarme hasta diez al día». Esta adicción a la marihuana había acabado en un serio problema familiar, hasta el punto de evitar el contacto con los progenitores.

El tribunal le ha condenado a nueve meses de prisión condicional junto con una suspensión de pena condicional de dos años, obligación de cuidados y formación. Además, tendrá que pagar por los perjuicios 1.900 euros a la compañía que gestiona el aeropuerto de Rennes-Dinard y otros 1.350 euros al aeropuerto de Lyon.