El trabajo de Ernesto Valverde no pasa por sus mejores momentos en el FC Barcelona. Muchos piensan que la Supercopa 2020 en Arabia Saudí es uno de los últimos exámenes a los que el técnico blaugrana tendrá que enfrentarse.

Este año, las voces críticas han ido en aumento, casi cada mes hay filtraciones de nombres de sus posibles sustitutos.

El Barça ha logrado cuatro títulos en los dos años que lleva Valverde al frente del equipo del Camp Nou: en la 17-18 ganó LaLiga y la Copa del Rey y en la pasada volvió a celebrar el torneo doméstico y levantó la Supercopa. Pero las sonadas derrotas en la Champions League frente a la Roma y el Liverpool y la caída contra al Valencia en la competición del K.O. le dejaron muy tocado.

Su juego no convence

El juego del Barca no termina de convencer, mover el balón sin sentido y la ausencia de sensaciones dentro y fuera del campo apuntan a que Valverde se vea más fuera que dentro del equipo.

El desplazamiento a Arabia Saudita para disputar la Supercopa de España se presenta como una exigencia máxima para el preparador.

Koeman es el que ha sonado con más fuerza, pero también se han filtrado los nombres de Arsene Wegner, Ten Hag, Marcelo Gallardo, el técnico es consciente de la situación y afronta con su habitual diplomacia y profesionalidad las obligaciones y cargas de su puesto.