Inicio Deportes La suerte no sonríe a la Cultural

La suerte no sonríe a la Cultural

Derrota en feudo navarro del equipo de Rubén de la Barrera, pese a la mejora experimentada en la segunda parte

La Liga.

La visita al Sadar llevaba a la Cultural Leonesa hasta uno de los feudos históricos de la categoría de plata. Tras el triunfo ante el Lorca FC, los de Rubén de la Barrera llegaban a Pamplona con la meta de continuar su dinámica de juego y resultados, ante uno de los favoritos de la categoría en la búsqueda del ascenso. El preparador gallego alineaba un once con algunas modificaciones, como la entrada de Viti como pareja de Zuiverloon en el eje de la zaga, o el estreno de Ángel en el lateral izquierdo. En la punta del ataque, la presencia de Guarrotxena servía de referencia para la vanguardia visitante.

Ambos equipos buscaban el control del partido desde los primeros compases, con la Cultural como actor principal de una disputa por la posesión, en la que los centrocampistas blancos se erigían en batuta del juego. Con el CA Osasuna en busca de la combinación rápida y el envío a la velocidad de Quique y David como argumentos ofensivos, los de Rubén de la Barrera concentraban esfuerzos en el dominio de los tiempos tras salida de balón controlada, siempre buscando aprovechar la amplitud de campo a partir de línea de tres cuartos.

Un partido tácticamente muy ajustado, con pocos espacios entre líneas, y con ocasiones muy trabajadas por parte de ambos equipos. Señé en el caso visitante, y David Rodríguez, por partida doble en los rojillos, acercaban el peligro a las respectivas porterías. El equilibrio era la nota dominante en una primera parte con oportunidades para una Cultural activa y protagonista del juego, aunque sin fortuna en metros finales.

Con mejores sensaciones que su rival en el desarrollo del juego, aunque con igualdad en el electrónico, ambos conjuntos enfilaban el descanso cuando, una falta lanzada por Quique, y que se estrellaba en la cruceta, servía para que Fran Mérida empalase un fantástico disparo al rechace, que se colaba con precisión en la portería, consiguiendo así el tanto de la ventaja.

La segunda parte iniciaba con grandes oportunidades para una Cultural que pronto se encontraba con opciones claras de gol. Los de De la Barrera regresaban de la caseta con fuerzas renovadas y un cambio en el esquema que orientaba de manera más ofensiva el juego colectivo de los blancos. Pese a la mejor disposición mostrada, era de nuevo Osasuna quien conseguía el gol, tras una pérdida defensiva de los blancos que Borja Lasso aprovechaba para batir a Palatsí de nuevo.

La reacción no se hacía esperar, y Señé, con un formidable disparo desde la frontal del área que Herrera no conseguía detener, materializaba el tanto y acercaba las opciones de empate de la Cultural. El gol espoleaba a los de León, y el equipo se volcaba sobre la meta de Herrera en busca del segundo gol, aprovechando la velocidad por banda y mayor control en carriles interiores.

El periodo se decantaba del lado visitante de manera progresiva, y el banquillo se movía para dar entrada a Samu, Buendía y Yosuke, con lo que las líneas de ataque del equipo de De la Barrera sufrían una inyección de oxígeno importante para afrontar con garantías los exigentes minutos finales de partido. La Cultural dominaba las acciones peligrosas, con la acumulación de gran número de efectivos en posiciones de remate y entrada al área rival, aunque sin fortuna en la cristalización de las mismas.

Pese a los esfuerzos realizados, el triunfo de Osasuna acababa convirtiéndose en realidad, y los tres puntos se quedaban en el Sadar. La Cultural se centra desde ya en el partido de la próxima semana en casa frente al Sevilla Atlético.