Inicio Actualidad Lydia Valentín recibe, emocionada, su medalla de plata de Pekín 2008

Lydia Valentín recibe, emocionada, su medalla de plata de Pekín 2008

"La palabra que quiero resaltar es gracias. Gracias a mi primer entrenador, Isaac Álvarez, que sin él nada habría sido posible"

Ha llegado con casi una década de retraso, pero la medalla de plata de Pekín 2008 ya cuelga del cuello de Lydia Valentín.

Se la ha entregado este martes Marisol Casado, miembro del Comité Olímpico Internacional, en un acto celebrado en la sede del Comité Olímpico Español (COE) al que acudieron los máximos representantes del deporte español, con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, a la cabeza, y en el que se hizo sonar el himno olímpico en honor de la española, que, emocionada, recibió una sonora ovación.


Valentín recibió una medalla nueva, acuñada especialmente para ella, como era su voluntad, puesto que las halterófilas suspendidas por dopaje se negaron a devolverlas.

La española estuvo arropada por el presidente de la Federación Española de Halterofilia, Constantino Iglesias, por su entrenador, Matías Fernández, y por todos los integrantes del equipo con el que cada día se entrena en el gimnasio del Centro de Alto Rendimiento de Madrid, donde lleva preparándose desde los 15 años. También estuvieron sus padres, sus hermanas y todos los técnicos que ha tenido en su carrera.

“La palabra que quiero resaltar es gracias. Gracias a mi primer entrenador, Isaac Álvarez, que sin él nada habría sido posible, él me mostró este deporte que tanto amo. Gracias a Manolo Galván por tantas horas de dedicación. Gracias también a mi actual entrenador, Matías Fernández, a Emilio Estarlik, al nuevo presidente (Constantino Iglesias), que nos lo está dando todo, al médico, al fisio, a mis compañeros… y a mi familia: ellos son la mejor medalla que jamás conseguiré, dijo, emocionada, la medallista.

Lydia Valentín recibiendo la medalla de Plata de Pekin 2008| Marca.com

Valentín fue quinta en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, pero los reanálisis de las muestras realizados en 2015 revelaron que la china Lei Cao, primera clasificada, Nadezhda Evstiukhina, que fue tercera, e Iryna Kulesha, cuarta, habían consumido sustancias prohibidas. Tras un largo proceso, las halterófilas fueron suspendidas y las medallas reasignadas.

La plata de Pekín es la primera de las dos medallas que la vigente campeona del mundo tiene pendiente recibir. A lo largo de este año espera recibir también el oro de Londres 2012, cita en la que fue cuarta pero en la que los reanálisis demostraron que el podio completo había consumidos sustancias dopantes.

Además de las medallas, Valentín recibirá próximamente el premio en metálico que tras cada cita olímpica entregan el CSD, el COE y ADO a los medallistas españoles: 45.000 euros por la plata de Pekín y 90.000 por el oro de Londres.