Una piedra en el camino para el Ademar

Un partido más que decisivo en casa ante el actual líder de la clasificación, el Skjern danés. A pesar del gran encuentro realizado por los chicos de Guijosa, los daneses fueron superiores y tuvieron el acierto necesario al final del encuentro para llevarse los puntos de vuelta a casa.

Los dos conjuntos saltaron a la pista del Palacio de los Deportes con ganas de ponérselo difícil al contrario. Y lo consiguieron pero desde las porterías, donde tanto Cupara como el portero Danés realizaron varias paradas de mérito que no permitió escaparse a ninguno en el marcador. Pero llegados el minuto 10, y tras 2 paradas consecutivas de Cupara el Abanca Ademar consiguió poner la primera ventaja con 2 goles arriba.

El Abanca Ademar se estaba imponiendo al líder a base de paradas y de contras, que Mario López no titubeó a la hora de finalizar en gol. Los daneses que pararon el encuentro, encontraron con la llave para abrir la defensa ademarista y devolver el empate al marcador. Con el empate, el encuentro volvió a la tónica vista en los primeros minutos, eso si esta vez era el Skjern quien tenía que igualar el marcador. Los daneses se fueron creciendo con el ritmo del partido y complicaron el encuentro al Abanca Ademar, quienes tuvieron que remar hasta el último segundo de la primera parte, terminando los 30 primeros minutos con un 12-13 que dejaba el encuentro abierto para la segunda parte.

El paso por el banquillo dio al Abanca Ademar una nueva cara, con un juego más directo, rápido e incisivo los ademaristas no solo conseguían poner en serios aprietos al Skjern, tanto ofensivos como defensivos. Cuando mejor se encontraba el Ademar, Nielsen se hizo enorme bajo palos y paró varias ocasiones con las que el Skjern consiguió la ventaja en ataque. El Abanca Ademar necesitaba un cambio y con la puesta en pista de Costoya y Simonet, consiguió romper la buena racha del meta danés y acercarse en el marcador.

A pesar de la mejoría, los danéses consiguieron olvidar el buen trabajo de los leoneses, a la vez que estos cosechaban varios errores ofensivas. Llegados a la recta final del ecuentro, y con una renta de +3 a favor del Skjern, el Abanca Ademar decidió ajustar la defensa y salir con un 5-1, intentando reducir la movilidad. Aunque no surtió el efecto esperado y la renta fue demasiado para el Ademar, que no solo no pudo igualarla, sino que se aumentó, cerrándose el encuentro con un marcador final de 26-31.