El Gran Premio de Motociclismo de La Bañeza no defraudó a los asistentes

Más de 60.000 aficionados de todas las edades disfrutaron este fin de semana de las carreras, la emoción y el homenaje a tres grandes pilotos del motociclismo.

Exhibición del Gran Premio de Motociclismo de La Bañeza

Este fin de semana, La Bañeza hizo vibrar sus calles con la 58º edición del Gran Premio de Motociclismo, en el que destaca el especial homenaje al recién fallecido Ángel Nieto.

Como cada año esta cita nunca defrauda y los más de 60.000 personas pudieron disfrutar de la emoción, la competición y el homenaje al 12+1, además de otros dos pilotos fallecidos, López Mella y Dani Rivas.

Para homenajear a Ángel Nieto, sus tres hijos, Gelete, Pablo y Hugo y su esposa Belinda; asistieron al gran premio con una moto Dervy RAN, como la que en muchas ocasiones pilotó el expiloto Ángel Nieto, junto a un coche en el que se encontraban sus hijo, Pablo y Ángel ‘Gelete’, que ha dado una vuelta de honor al circuito bañezano. Finalmente, se mostró la placa dedicada Ángel Nieto.

Pero la emotividad del encuentro fue en el minuto de silencio por las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, que cubrió La Bañeza de absoluto silencio a pesar de las motos.

La jornada del quincuagésimo octavo Gran Premio de Motociclismo contó con cuatro carreras y varias exhibiciones.

Gran Premio de Motociclismo de La Bañeza
Acampada de los miles de afinicionados que asistían a La Bañeza
Hilera de motos del Gran Premio de Motociclismo de La Bañeza
Acampada de los miles de afinicionados que asistían a La Bañeza