Sale a la luz un fraude generalizado en Asturias con las zamburiñas

fraude_zamburiñas

Sale a la luz un fraude generalizado en Asturias con las zamburiñas, debido a que un estudio de la universidad de Oviedo concluye que el etiquetado de estos moluscos no es correcto.

Además de que en el 100% de los restaurantes que se han utilizado para la muestra, servían a sus clientes como si fueran zamburiñas, vieira del Pacífico, originarias de Perú y Chile.

La alarma salta cuando la revista «Food Control» revela que el 49% de los moluscos estaban mal etiquetados y sustituían las zamburiñas por volandeiras, otro molusco similar y menos valorado.

Este fraude alimentario, afecta sobretodo en el plano económico, ya que es una violación del derecho del consumidor y daña la imagen de los restaurantes que servían este producto.

El caso es que hay una notable diferencia de precio entre la Zamburiña y la volanderia, ya que las primeras son más valoradas debido a su escasez.

El fraude de la volandeira por zamburiña no es de ahora

Este no es un problema reciente, está extendido desde hace años, y los restaurantes no son culpables de este fraude, ya que a ellos se las venden realmente como zamburiñas.

Para diferenciarlas en su aspecto exterior, tienes que tener en cuenta tres aspectos básicos:

  • La concha de la zamburiña no es tan redondeada como es la concha de la volandeira.
  • El color de la zamburiña tiene unos matices oscuros, menos anaranjados que la volandeira.
  • La zamburiña solo tiene una oreja, mientras que en la volandeira apreciamos dos.

En cuanto al interior, también hay diferencias sustanciales:

  • La zamburiña tiene el color oscuro en el interior de su concha, y la volandeira es más claro, casi blanco.
  • La carne y las gónadas de la zamburiña son blancas, la volandeira tiene las gónadas naranjas y la carne blanca.

Así pues, lo que se debería poner en las cartas de los restaurantes es volandeira en lugar de zamburiña.