Cómo montar un negocio online

Cómo montar un negocio online

- in Curiosidades

En los tiempos que corren, el emprendimiento se ha convertido en algo mucho más habitual que hace unos años. Ya no es extraño encontrar a personas que han ganado bastante dinero gracias a un proyecto propio. Hoy, te contamos cómo montar un negocio online.

¿Una simple web?

Lo primero que te tienes que plantear es qué tipo de proyecto online quieres montar. Por supuesto, ojalá pudieras montar el próximo Facebook. Pero eso es poco probable que suceda, así que tendrás que optar por otras alternativas más accesibles al común de los mortales.

Las opciones, al final, se suelen reducir a dos: Las páginas web y las tiendas online. Sobre las tiendas online hablaremos en el siguiente apartado. De momento, centrémonos en las páginas web, que pueden ser negocios excelentes.

Por ejemplo, una web que se dedica a la comparación de cafeteras podría parecer que no tiene muchas opciones de futuro. Sin embargo, lo cierto es que es un negocio que, bien gestionado, puede dar mucho dinero.

Una página web puede monetizarse de muchas formas diferentes. Por ejemplo, puedes recomendar productos, como hace la página anteriormente mencionada, y conseguir que el vendedor final te pague un porcentaje de lo que haya ganado con la venta que tú le has conseguido.

Otra opción (la más frecuente), consiste en utilizar publicidad para ganar dinero. Con este método, las visitas que llegan a tu página web pueden ver los anuncios y, si algo les interesa, hacer clic en ellos. Por cada clic, te pagarán dinero.

Una tercera posibilidad es vender espacios publicitarios en tu web a empresas u otros interesados (y esto se puede hacer de muchas formas distintas). Esta opción es interesante cuando te conviertes en una gran web.

También tienes la opción de vender la visibilidad de tu web a una empresa de servicios. Por ejemplo, puedes conseguir mucho tráfico como web especializada en piscinas, y captar potenciales clientes para una empresa de piscinas, y que ésta te pague por cada prospecto que le envíes.

Y, por último, está la opción de vender productos que tú mismo fabriques (sean físicos o digitales). Pero esta opción ya se parece mucho a una tienda online, así que pasemos al siguiente apartado.

¿O una tienda online?

Una tienda online no es más que una web que se dedica a vender productos. Por supuesto, la tienda online más conocida es Amazon (aunque en China lo es Alibaba). Y aquí también hay una buena oportunidad de negocio.

Puedes vender productos propios, de terceros, vía dropshipping, o vender mediante un sistema de afiliación. Los cuatro sistemas son interesantes y tienen sus respectivos pros y contras.

Los productos propios te dejan el mayor margen, pero tienes que fabricarlos y gestionarlos. Los de terceros no tienes que fabricarlos, pero tienes que comprarlos (lo cual reduce tus márgenes) y gestionar el stock.

Por su parte, la venta vía dropshipping o afiliación es prácticamente lo mismo (solo varían las comisiones que recibes y alguna pequeña cosilla adicional). Básicamente, vendes productos de terceros y solo te ocupas de la promoción, todo lo demás corre a su cargo. Lógicamente, esto te quita mucho trabajo, pero el margen se reduce a una pequeña comisión.

Vistas las opciones, tienes que decidir cuál crees la que mejor te puede ir a ti. Y, por supuesto, comprobar que te va a salir a cuenta el negocio, contando con el precio que tiene desarrollar una tienda online y demás aspectos clave.

El precio de una tienda online puede variar. Por supuesto, no es lo mismo que la montes tú mismo a que te la monte un especialista en diseño y desarrollo de tiendas online. Eso sí, siempre será preferible esta segunda opción, aunque sea más cara. Si te decantas por ella, la agencia de marketing online NeoAttack es una muy buena opción.

Obtén la ayuda de consultores para mejorar

Es muy probable que no tengas los suficientes conocimientos en diferentes áreas que son importantes para el desarrollo de una web o una tienda online. Por lo tanto, necesitarás que te ayuden expertos. Las consultorías son una buena forma de conseguir esto.

Por ejemplo, puedes acudir a SEO Consulting, donde son consultores especializados que pueden ayudarte a perfeccionar tu SEO. Y ya sabes que el SEO ayuda a incrementar tus ventas de una forma espectacular gracias a aparecer en los primeros resultados de búsqueda.

El SEO es la parte más importante que debes trabajar al iniciar un proyecto de este tipo. Posteriormente, ya podrás trabajar en otras áreas del marketing digital. Pero, para empezar con buen pie, es imprescindible que construyas tu web desde un punto de vista SEO.

Busca la mejor opción para tu negocio

Por último, cuando tu negocio empiece a crecer, será importante que no te fijes únicamente en el negocio en sí, sino también en todo lo que tiene que ver con la burocracia (tan cansina y pesada para quien inicia un negocio).

Tendrás que pagar impuestos, rellenar formularios, etc. Esta es una de las partes más pesadas de cualquier negocio. Al fin y al cabo, cuando te dedicas a tu negocio te sientes a gusto. Pero cuando te dedicas a algo que no es tu negocio… ¡Qué pesadez!

Así que lo mejor será que veas las distintas posibilidades que tienes. Por ejemplo, puedes tu domiciliación fiscal, comercial y social en una oficina virtual Las Palmas de Gran Canaria, lo que te permitirá tener una buena cantidad de ventajas en esas áreas mencionadas.

Por supuesto, puede que haya mejores opciones (lo que sí es seguro es que las hay peores, y de esas debes huir tan rápido como sea posible). Que el dinero que genera tu negocio se quede en tu bolsillo, no en el de quien se dedica a recaudar impuestos.

Como puedes ver, montar un negocio online es algo relativamente sencillo si se tiene un conocimiento básico de las áreas que hemos mencionado. A partir de ahí, hay que trabajar duro para conseguir los mejores resultados… ¡Como en cualquier otro negocio!

You may also like

Aitana Sánchez-Gijón visita León con su espectáculo ‘Juana’

El Auditorio de León acoge el espectáculo protagonizado