¿Cómo diseñar y vender productos personalizados online?

productos personalizados-pexels

Las nuevas tecnologías puestas al servicio del comercio electrónico y de las tiendas online han facilitado enormemente el desarrollo de negocios con una inversión mínima. En el caso de los productos personalizados, hoy en día, lo único necesario es tener una idea, ya que el resto de factores que antes eran fundamentales, como una inversión inicial o un lugar para almacenar el stock, se han convertido en algo del pasado gracias a empresas como Printful España que se encargan de todo el proceso logístico antes, durante y después de la venta.

Si tienes una idea, tienes un negocio

Un concepto, un ordenador y ciertas nociones empresariales es lo único necesario para poner en marcha una tienda de productos personalizados, ya que incluso el diseño y la creación de los artículos pueden realizarse desde la página web de Printful.

Con el almacenaje sucede lo mismo, reduciendo gastos ya que no es necesario tener un lugar físico donde guardar el género. También se hacen responsables del envío, ahorrando tiempo, al hacerse cargo del seguimiento del pedido y cualquier problema como los retrasos o extravíos.

Integración del proceso de venta en pocos clics

El proceso de venta desde Printful es tan sencillo como intuitivo, por lo que cualquier usuario puede acceder a sus servicios sin ser un experto en comercio digital. Su funcionamiento se basa en los siguientes aspectos.

Una vez completado el registro gratuito, ponen a disposición de sus clientes un inmenso catálogo de artículos a los que se les puede añadir diseños personalizados y crear así productos únicos, desde una sudadera a un bolso, pasando por un marco para fotos, unas chanclas o una funda de almohada.

Una vez diseñados los productos, se añaden a tu tienda online, sin necesidad de inversión o almacenaje, por lo que el coste inicial es mínimo, por no decir nulo.

En el momento que se efectúe una venta, Printful se encarga de la impresión o bordado de tu diseño. También empaquetará y enviará el pedido al cliente.

Junto a estas ventajas, desde su web se puede acceder a todas las aplicaciones de venta online del mercado, desde Shopify a Prestashop o Magento y por supuesto, enlazar el negocio a las mayores plataformas de venta online como Amazon y Wish.

Si tienes una idea de negocio y quieres vender tus propios diseños o productos personalizados, ahora puedes hacerlo sin necesidad de un inversor o poner en riesgo tus ahorros.