Inicio Curiosidades Blackjack, el clásico en el juego

Blackjack, el clásico en el juego

El Blackjack es uno de los juegos más clásicos que podemos encontrar en los casinos de todo el mundo, tanto en los lugares físicos como en las plataformas online. Se trata de un juego sencillo en el que juegas contra la banca o el casino y contra otros jugadores. Es decir, es un ‘todos contra todos’.

¿Cómo se juega al Blackjack?

La mecánica del Blackjack es sencilla, aunque siempre debemos tener en cuenta que si nos pasamos de la cantidad de 21 puntos con la suma de todas nuestras cartas perdemos la partida. Y es que a este juego también se le conoce como ‘el 21’, debido a su tipología de juego. En este sentido, la banca va repartiendo cartas de una en una. Los jugadores miran sus puntos y deciden si quieren más cartas, es decir más puntos, o si se plantan con una cifra cercana, como bien explicamos en https://www.casinos-online.es/blackjack/.

El truco está en arriesgarse cuando la cantidad no es muy elevada, ya que de lo contrario nos pasaremos de los 21 puntos con mayor facilidad y perderemos la partida. Los jugadores suelen plantarse con una cantidad de puntos cercana al límite. En torno a los 17 puntos en adelante y hasta los 21 es conveniente plantarse y esperar a que el adversario no tenga más puntos que nosotros.

De esta forma, si nos plantamos con, por ejemplo, 19 puntos estaremos con una buena puntuación para esperar al resto de puntos de nuestros contrincantes, que pueden hacer lo mismo. Poco a poco, los jugadores se irán plantando o se habrán pasado, quedando eliminados y esperando a descubrir los puntos de la banca, que es el último en dar a conocer sus cartas.

Cuando nadie quiere más cartas, todas se levantan y se calculan todos los puntos. Si nuestras cartas, con los citados 19 puntos, suman la puntuación mayor, hemos ganado la partida. Si alguien tiene los mismos puntos los beneficios se reparten. Si la banca nos ha superado, habremos perdido la partida.

Después, el otro caso está en tener una puntuación de en torno a 14-15 puntos. Ahí sería conveniente arriesgar y esperar a que nos saliera una carta baja para acercarnos lo máximo posible a los 21 puntos. Sin embargo, debemos recordar que si la carta que nos sale es alta y nos pasamos de esta cantidad, habremos perdido la partida, que será ganada por la banca o por otro de nuestros adversarios.

En definitiva, la mecánica de juego del Blackjack hace que sea entretenida para sus apostantes, además de que los posibles beneficios son inmediatos: después de cada partida nos darán el dinero siempre que hayamos ganado, pudiendo retirar las ganancias desde ese preciso instante e irnos a casa con más dinero.

Digital de León