Inicio Curiosidades Los reyes de la casa

Los reyes de la casa

En cualquier hogar donde habitan niños suele ocurrir lo mismo. Nada más llegar desbancan a todos sus habitantes de sus posiciones habituales para ocupar el trono que por derecho propio les pertenece. Empujan y pasan sin permiso para colocarse en el centro del universo de sus progenitores. Así son esos seres diminutos que vienen cargados de felicidad y amor, y así es como, de la noche a la mañana, se convierten en los auténticos reyes de la casa.

Desde su misma llegada, bueno, incluso desde antes, cuando aún se están gestando en la barriguita de mamá, todo nos parece poco para ellos. Sus papás, sus abuelos, y demás familiares y amigos cercanos a la pareja, se encargan de que no les falte absolutamente nada a su llegada.

La recompensa, una sonrisa suya, limpia e inocente, basta para que todos nuestros esfuerzos, tanto físicos como económicos, se vean con creces pagados. La mayor felicidad para los padres es ver a sus hijos crecer, felices y sanos, en un mundo sin preocupaciones, el mundo de la infancia. Como dijo en su día Machado en sus Nanas de la Cebolla; “Riete niño, que te tragas la luna cuando es preciso”

La ropa de los niños

Desde que son bebés y a medida que se van haciendo mayores, la ropa de los niños es una de esas cosas materiales a las que se le presta mucha atención. No solo debe ir acorde a los gustos y al estilo de los progenitores, sino que además debe ser cómoda, práctica y funcional, elaborada con materiales de calidad y respetuosos con la delicada piel de los niños.

Además, la moda infantil, como la que se encuentra en modaminis.es, nos ofrece ropa para niña, niño y bebés acorde a cada ocasión, para que nuestros pequeños reyes vayan siempre perfectos, pero además garantizando esa comodidad y el confort a la que hacíamos referencia y que es lo realmente importante para ellos. Prendas que le permitan la completa libertad de movimiento y que garanticen la transpirabilidad.

Los niños, en cualquier entorno, necesitan divertirse, y para que eso sea posible, necesitan ropa cómoda. Pero en ocasiones, como todos sabemos es necesario que vayan elegantes. Afortunadamente, la moda, el estilo y la elegancia, hoy en día, no están reñidos con el confort de las prendas y en modaminis lo saben muy bien.

La seguridad es lo primero

Cuando llegan los bebés, estos pequeños seres que se convertirán desde ese mismo momento en el centro de nuestro universo, se acrecientan los miedos. Miedo a que algo malo pueda ocurrirles, incluso cuando están durmiendo plácidamente en sus cunas, pues todos los papás y mamás hemos ido en alguna ocasión a vigilar a nuestros bebés mientras duermen, a comprobar que todo marcha correctamente tras un largo periodo de silencio en el que el bebé ha conciliado un sueño profundo.

Cuando viajamos, estos miedos realmente sí tienen razón de ser y se multiplican, pues cualquier pequeño incidente en la carretera, pueda causar mucho daño a unos cuerpos tan pequeños y tan frágiles. Pero trasladarnos de un lugar a otro se hace totalmente necesario desde el primer momento, sin ir más lejos cuando salimos del hospital y debemos regresas a casa con nuestra recién estrenada paternidad y maternidad bajo el brazo y muy dentro del corazón.

Para asegurar que el bebé está a salvo ante cualquier percance, no es solo lo más recomendable el usar Sillas a contramarcha, sino que tiene carácter obligatorio durante los primeros meses de vida, y posteriormente durante el mayor tiempo que nos sea posible.

Esto se debe a que los expertos han comprobado que, en caso de accidente, las sillas a contramarcha son las que brindan mayor protección al bebé y al niño. Además, el factor económico cada vez es menos un problema, pues aunque evidentemente queremos lo mejor para nuestros hijos, no siempre la economía ayuda, pero en el mercado hay sillas a contramarcha baratas que ofrecen niveles óptimos de seguridad.

Aunque somos plenamente conscientes de que al viajar el riego cero no existe, tampoco lo hay aunque vayamos andando a todos lados, pues riesgos de que algo malo suceda de forma impredecible siempre hay, debemos extremar, por tanto, las precauciones para que, en caso de accidente, nuestro hijo vaya debidamente protegido.

En este sentido, la DGT ha recalcado en numerosas ocasiones que la forma más segura para viajar los pequeños es a contra marcha, y que deberían de usar este tipo de sillas el mayor tiempo posible, estando incluida esta recomendación entre sus seis reglas de oro para llevar a niños de forma segura en el automóvil.

Las otras cinco reglas de oro de la DGT son las siguientes: 1 utilizar siempre los sistemas de retención a hasta que el niño mida al menos 135 cm, aunque lo recomendable es hasta 1,50 cm. 2 utilizar siempre el sistema de protección adecuado al peso y altura del niño. 3 asegurarse de que la silla está bien anclada. 4 vigilar los trayectos cortos, que es donde se producen un mayor número de accidentes y donde hay más errores de colocación y, 5 y último, dar ejemplo y usar siempre el cinturón de seguridad.

Digital de León / Artículo patrocinado