Inicio Curiosidades Praga y Budapest, el circuito de moda en Europa Central y del...

Praga y Budapest, el circuito de moda en Europa Central y del Este

Si existe un viaje de moda en este 2018 y en los últimos años que incluya Europa Central y del Este, ese es sin duda el que incluye el circuito por Praga y Budapest. Las capitales de República Checa y Hungría son dos ciudades a menudo olvidadas por los grandes touroperadores turísticos, pero encierran una larga historia de sucesos, especialmente durante el siglo XX que merecen ser conocidos.

En ocasiones, a este circuito se le suma también la capital de Austria, Viena, de modo que un circuito más completo incluiría hasta tres países europeos. O incluso, rizar más el rizo y viajar hasta Brastislava, en Eslovaquia, pues las capitales de los cuatro países están separadas por una distancia máxima de unas seis horas por carretera.

Comentábamos que es 2018 un momento único para realizar un circuito de este tipo porque Praga cumple este año el primer centenario de la creación del país, pues fue en 1918 cuando Checoslovaquia se convirtió en país independiente tras la caída del Imperio Autrohúngaro después de la I Guerra Mundial. El 28 de octubre es el día clave, el día central de esta celebración, si bien durante todo el año hay organizadas actividades y las obras de mejora de la capital y buena parte del país por esta efeméride están atrayendo a muchos turistas.

Una segunda razón para viajar hasta Praga y Budapest es que son las capitales de dos países que no han adoptado el euro como moneda oficial. Esto es una ventaja para los turistas que viajamos desde la comunidad euro, pues resultan más económicas al cambio. Así, un euro son aproximadamente 26 coronas checas o bien 326 florines húngaros.

Con respecto a los actos en la República Checa por el centenario de la creación de Checoslovaquia como país, que la mayoría de ellos tendrán lugar durante los meses de octubre, es este mes uno de los momentos más idóneos para visitar este enclave.
La temporada media, es decir, desde marzo a mayo, y de septiembre a noviembre, es la mejor época para hacer un viaje hasta estos países centroeuropeos, pues los precios son más económicos y hay menos turistas conociendo la ciudad. Además, el clima templado de Europa Central en esta época hace que sea posible pasear sin problemas.

¿Por qué visitar Praga?

A Praga se le conoce como La Ciudad de las Cien Torres o la Ciudad Dorada. Muchos de los visitantes que ya la conocen hablan de esta capital como una vuelta al pasado, y es que la principal ciudad de la República Checa conserva su aire imperial con sus torres gigantescas y sus calles acogedoras.

Praga debe ser el inicio del circuito sea cual sea el que se vaya a realizar porque es una ciudad enclavada en el mismo corazón de Europa. La República Checa limita con Alemania, Austria, Eslovaquia y Polonia, de modo que es un buen punto de partida para conocer otras ciudades. Para que esto sea posible, facilita mucho la buena conexión por carretera, avión y a través de ferrocarril.

En la ciudad hay innmumerables atractivos que conocer y una buena forma de hacerlo, económicamente hablando, es realizar Tours gratis en Praga,  aquí veras ejemplos de viajes https://www.reservafreetour.com/praga/. Para ello, te recomendamos realizar la visita guiada en español para que no te pierdas detalle de la ciudad.

A los numerosos museos presentes en la capital, que recogen buena parte de la historia de la ciudad y el país, hay que sumarle otros espacios icónicos para el pueblo checo como el Puente de Carlos, el Reloj Astronómico o el Castillo de Praga.

¿Qué misterios encierra Budapest para ser tan visitada?

Si nuestro circuito nos lleva a Budapest, el viaje gana en enteros. Esta ciudad es la capital de Hungría al tiempo que la más poblada. Atravesada por el Danubio, un paseo en barco por la ciudad es uno de los principales atractivos turísticos que se pueden realizar en ella.

Como ocurre con Praga, este destino es muy económico, ya que comer en un buen restaurante puede costar alrededor de 20 euros por persona y pasar una noche en la ciudad no es mucho más caro de 30 euros en un alojamiento de 3 estrellas.

Recalcamos la noche de Budapest porque es una ciudad con una intensa actividad y movida nocturna y porque la imagen del Parlamento Húngaro reflejandose sobre las aguas del Danubio o el Castillo iluminado son postales que a todos los visitantes fascinan.

Esta ciudad bien merece una visita de 3 ó 4 días para conocerla con detalle. En ese tiempo habrá espacio de sobra para relizar Tours gratis en Budapest, en esta url te encontrarás información sobre Budapest, https://www.reservafreetour.com/budapest/. Si te convence esta forma de turismo colaborativo, deja que un guía español te desarrolle toda la historia que se esconce tras los edificios más emblemáticos de Budapest.

Conocer la capital es un buen modo de acercarse a la amplia cultura e historia que encierra el pueblo húngaro. No dejes pasar la oportunidad de descubrir mediante sus museos y galerías por qué Europa Central es tan apasionante.

Digital de León / Máxima Actualidad