Inicio Curiosidades Frente a la impotencia masculina la naturaleza nos ofrece la mejor solución

Frente a la impotencia masculina la naturaleza nos ofrece la mejor solución

Está comprobado que la naturaleza nos provee de todas las soluciones a los problemas cotidianos y aun a los más graves. De hecho, es el alejamiento progresivo de nuestra Madre Tierra y la forma de relacionarnos con ella el desencadenante de la mayoría de males que sufren hoy las sociedades modernas en general y las occidentales en particular.

Un ritmo de vida incesante, el estrés, las largas jornadas laborales, una mala alimentación, un estilo de vida sedentario, la contaminación… todas estas premisas sumadas al poco contacto con la naturaleza dan como resultado la obesidad, la diabetes, problemas cardiovasculares y circulatorios…

En los últimos años, muchos hombres han visto afectada su vida sexual debido a los problemas de erección como resultado de todos estos males que acusamos. El uso de hierbas medicinales ha resultado ser muy efectivo para el tratamiento de la impotencia, siendo una alternativa que está ganando popularidad frente a las opciones farmacéuticas, que resultan mucho más peligrosas por sus efectos secundarios.

Estas plantas se comercializan en pastillas con lo que resultan más fáciles de tomar en la cantidad necesaria para que sean efectivas. Puedes adquirirlas para momentos puntuales cómodamente desde casa, realizando tu pedido online, ya que se trata de pastillas para la ereccion sin receta por ser completamente naturales y carecer de efectos adversos.

Sin embargo, si las dificultades para tener una vida sexual satisfactoria se prolongan en el tiempo, si se hace necesaria la visita al doctor, pues puede que detrás se encuentre una enfermedad subyacente que esté dando lugar a un trastorno más profundo y que debemos tratar sin dilación antes de que se enquiste y se transforme en un problema mayor.

Plantas medicinales para tratar los problemas de erección

Hay muchas hierbas disponibles en la naturaleza y que son de fácil adquisición en herbolarios y tiendas especializadas para tratar la disfunción eréctil y las causas subyacentes.

Algunas de ellas ayudan a calmar los nervios, otras aumentan el flujo de sangre al pene, mejorando el sistema circulatorio o aumentan los niveles de hormonas que tienden a disminuir con la edad.

El Ginkgo Biloba, por ejemplo, es my conocida por su capacidad para mejorar la memoria, pero también es un potente tratamiento contra la disfunción eréctil, ya que mejora la circulación sin aumentar la presión arterial. Resulta especialmente eficaz para aquellas personas que sufren otros síntomas, como mala circulación.

El yohimbe se obtiene de la corteza de un árbol de hoja perenne que crece en África Occidental, y hace ya más de 70 años que se conocen sus propiedades beneficiosas en el tratamiento de la disfunción. Con su consumo activamos los nervios de este órgano para liberar más óxido nítrico y también conseguimos ensanchar los vasos sanguíneos logrando un mejor flujo sanguíneo al miembro viril con lo que se consigue una erección de mayor calidad.

Mondia Whitei es una hierba muy popular en Uganda, donde las hierbas medicinales son comúnmente usadas en el tratamiento de distintos problemas de salud. En el caso de esta en concreto se utiliza para aumentar la líbido y el bajo conteo de esperma. Se le atribuyen las mismas propiedades que al Viagra, pues aumenta el deseo sexual, la movilidad del esperma y los niveles de testosterona. Así mismo, produce óxido nítrico y ayuda a conseguir el objetivo deseado.

El Azafrán se trata de una especia exótica que se obtiene de la flor Crocus sativus que se cultiva en el sur de Europa, y resulta ser un tratamiento efectivo para tratar la impotencia sexual de manera natural.

En 2009, se realizó un estudio dirigido por Shamsa, en el que se administraban 200 mg de azafrán cada mañana a 20 hombres que sufrían de disfunción eréctil. Después de 10 días de tratamiento, pudieron observar una mejoría significativa en la rigidez y turgencia del pene, así como en la cantidad y duración de las erecciones.

Uno de los problemas a la hora de alcanzar una erección duradera  es la mala circulación sanguínea. El Jengibre, en este sentido, ayuda a aumentar la dilatación de los vasos sanguíneos, consiguiendo mejorar la circulación y por tanto favoreciendo una mayor calidad en la rigidez.

Por último, el Tribulus Terrestris contiene una biomoléculas naturales que ayudan a estimular las enzimas productoras de testosterona. A su vez, ayuda a producir óxido nítrico, que ya hemos visto, es esencial para conseguir este objetivo y mantenerlo por más tiempo.

Esta hierba para la impotencia, al igual que muchas de las mencionadas, funciona mejor cuando se combina con otras hierbas potentes. Es por este motivo que las pastillas naturales son una opción ideal contra estos problemas de tipo sexual, ya que pueden combinar en un solo comprimido varias de ellas, y en la cantidad necesaria, para que actúen eficazmente.

Digital de León