Inicio Curiosidades Te enseñamos a cómo poner cadenas de nieve en dos minutos

Te enseñamos a cómo poner cadenas de nieve en dos minutos

León acoge estos días una masa fría llamada “Bruno”, lo que ha provocado un importante descenso de las temperaturas y las consecuentes heladas y nevadas.

Por el momento, la nieve mantiene cerradas cuatro carreteras de la provincia, según la información ofrecida por la Dirección General de Tráfico (DGT). ¿Pero sabe cómo y cuándo colocarlas o qué alternativas tiene?

 

 

Tipos de cadenas

Metálicas

Son las más utilizadas, las clásicas con eslabones metálicos. Ofrecen la mejor relación efectividad-precio, ya que ofrecen una conducción segura sobre nieve o hielo y son las más económicas, pero en su contra tienen que su montaje es más complicado, que pesan, que son ruidosas en circulación y no son compatibles con el uso correcto del control de estabilidad o ESP.

Cadenas de tela o cadenas textiles

Muy populares por su poco peso y su montaje sencillo. Se trata de una funda de tela que recubre la banda de rodadura del neumático. Al circular son las más suaves, pueden ser utilizadas con el ABS y el ESP, y no dañan la llanta aunque en su contra tienen que se estropean con más rapidez. Se recomienda no superar la velocidad recomendada por el fabricante para no reducir la durabilidad de este tipo de cadenas. Precio: entre 30 y 100 euros.

Cadenas de red o cadenas compuestas

Son similares a las de tela, pero en este caso la funda está formada por una red de cables plásticos revestidos de material textil. Su montaje es sencillo y rápido, la diferencia la encontramos en que para su montaje se utiliza mayor tensión para ajustarla al neumático por lo que requiere de más fuerza.

Cadenas semiautomáticas

También conocidas como cadenas Spikes Spider y están formadas por una parte fija que siempre va instalada en la llanta y otra parte móvil que es la que montamos o desmontamos según las condiciones del asfalto. Su montaje es rápido, son muy eficaces cuando hay gran cantidad de nieve o hielo y su durabilidad es muy alta.

Cadenas líquidas

Se conocen con esa denominación, pero realmente se trata de un spray que se aplica sobre la banda de rodadura del neumático para aumentar su adherencia en un momento puntual.

Montarlas en cuatro pasos

Para montarlas, las textiles se acoplan a la rueda como una funda, pero para cubrir la parte del neumático que se apoya en el suelo, deberá avanzar media vuelta de rueda.

Mientras que para las metálicas, la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda seguir los siguientes pasos:

– Desabroche el aro rígido e introduzca un extremo por detrás de la rueda, deslizándolo por el suelo.

-Tome los dos extremos, compruebe que ningún trozo de la cadena queda aprisionado por la rueda, cierre el aro interior y céntrelo bien por detrás del neumático.

-Cierre el anillo exterior y centre el conjunto de la cadena sobre la zona de rodadura y flancos del neumático.

-Apriete con el tensor y enganche el sobrante de la cadena para que no golpee en el paso de rueda.