Inicio Curiosidades Qué reclamos ofrecen los operadores de Internet a los nuevos clientes

Qué reclamos ofrecen los operadores de Internet a los nuevos clientes

Estamos en uno de los momentos más importantes de la evolución de Internet, sobre todo en lo que a servicio de conexión se refiere.

 

En España contamos cada vez con un mayor número de empresas en el sector, al mismo tiempo que la tecnología mejora a un ritmo imparable.

El resultado a nivel general es mayor calidad de navegación, velocidad más alta y costes más económicos. Pese a ello, escoger una oferta de conexión a Internet no es fácil, sobre todo cuando cada vez hay más opciones a elegir.

Para tomar esta decisión de forma correcta, hay que prestar atención a los diferentes reclamos ofrecidos por los operadores de Internet actualmente.

Velocidad de conexión a Internet variable y de calidad

Uno de los mayores avances se ha notado en la velocidad de navegación a Internet, algo que además ha permitido evolucionar los contenidos de la red hacia nuevos servicios, como el streaming online.

En la actualidad, los operadores de Internet permiten escoger todo tipo de velocidades, desde las más básicas con las conexiones de ADSL a 20 Mb/s hasta velocidades altísimas de 300 Mb/s aprovechando todo el potencial de la fibra óptica.

Identificar la velocidad que se necesita es primordial, dado que la mayoría de ofertas de servicio de conexión a Internet, utilizan la velocidad como baremo para ofrecer un coste mayor o menor a sus clientes.

Los servicios convergentes de los operadores de Internet

Otro de los elementos diferenciadores respecto a los servicios de Internet actuales, en comparación a los de hace unos años, lo representa la convergencia. Este concepto presenta la posibilidad de tener todos los servicios de telecomunicaciones con una misma operadora, aprovechando con ello una mejora en el coste del servicio.

Es decir, que es siempre más económico de forma proporcional tener todos los servicios con una misma operadora en la misma tarifa, que contratarlos individualmente con empresas diferentes.

Sin embargo, la convergencia no debe ser motivo de contratación masiva de servicios. Debemos elegir concretamente aquellos servicios de telecomunicaciones que más nos interesan.

Por ejemplo, la televisión de pago es uno de los servicios que más rebaja obtiene porque muchos usuarios lo ven como un complemento opcional. Sin embargo, los servicios de telefonía móvil se consideran hoy en día imprescindibles, por lo que encontrar ofertas en ellos no es tan sencillo, aunque siempre están presentes en la convergencia.

Las condiciones de las promociones

Dado que hay tantos operadores de Internet, es lógico que la oferta sea cada vez mayor. Esto significa que para llamar la atención de los usuarios hay que ofrecer reclamos cada vez más llamativos, lo que está motivando a veces promociones que rebajan los precios al mínimo.

Aquí los usuarios interesados en la contratación de nuevos servicios de conexión a Internet deben tener en cuenta varios factores. El primero de ellos la duración de la promoción, porque cuanto más atractiva resulte, es más probable que su limitación temporal sea mayor.

Por otro lado, también hay que identificar el compromiso de permanencia que se asume con esta contratación. Una promoción que dura 3 meses con un compromiso de permanencia de 12 meses, nos ata a un operador de Internet durante un largo periodo de tiempo, con un coste mensual que puede no ser apropiado para nuestros objetivos de gasto en telecomunicaciones.

Por último, independientemente de la promoción, los costes fijos mensuales deben tenerse en cuenta. En este sentido, la cuota de línea y la cuota de servicio pueden representar al final un precio mucho más elevado de lo que la atractiva promoción nos parece mostrar.

Consejos para elegir los mejores operadores de Internet

De forma general el primer consejo es asumir el menor compromiso posible con un operador de Internet. Las promociones se suceden cada vez con mayor rapidez, por lo que la portabilidad entre distintos operadores de Internet nos puede ofrecer un ahorro muy atractivo al cabo de un tiempo.

Aprovechar los comparadores de tarifas nos ayuda a visualizar rápidamente cuáles son los operadores de Internet que, en este momento, presentan las opciones más ajustadas a nuestras necesidades.

Por último, no es aconsejable contratar un servicio que no responda a nuestras necesidades. Esto es aplicable en ambos sentidos. Contratar un servicio de Internet demasiado limitado por ahorrar un poco de dinero, nos ofrecerá una experiencia negativa como usuarios, que hoy en día no tiene por qué darse, teniendo en cuenta la poca diferencia que supone en cuanto a coste económico.

Por otro lado, contratar un servicio por encima de nuestras necesidades, nos va a imponer un gasto mensual excesivo que no tendríamos por qué pagar. La sensación de desaprovechar un servicio de conexión a Internet, así como su convergencia con otros servicios de telecomunicaciones, también transmite una experiencia negativa, por lo que es mejor buscar el equilibrio entre lo que necesitamos, lo que podemos y queremos gastar y la oferta existente en ese momento.

Digital de León