Inicio Cultura, sociedad y turismo ¿Puede un profesor acceder a tus mensajes de WhatsApp en el cole...

¿Puede un profesor acceder a tus mensajes de WhatsApp en el cole o instituto?

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) publica una guía para colegios e institutos para que padres, alumnos y docentes entiendan qué tipo de datos de los chavales pueden o no compartir, acceder a ellos o custodiar. El uso de WhatsApp emerge como uno de los puntos de conflicto.

BRISTOL, UNITED KINGDOM - FEBRUARY 26: A pupil uses his mobile phone for research during a english lesson at the Ridings Federation Winterbourne International Academy in Winterbourne near Bristol on February 26, 2015 in South Gloucestershire, England. Education, along with National Health Service and the economy are likely to be key election issues in the forthcoming general election in May. (Photo by Matt Cardy/Getty Images)

El día a día de profesores, alumnos, padres, y resto de personal de los colegios, a menudo, choca con la Ley de Protección de Datos. Existe información sensible, desde si el chaval tiene algún tipo de alergia, o si practica otra religión diferente a la católica (o ninguna). Pero hay más.

¿Las notas de fin de curso se pueden publicar en el tablón de anuncios para que todos las vean? ¿Te pueden sacar fotos y difundirlas en la intranet del cole cuando tu centro celebra la fiesta de Halloween? Son cuestiones que todos pueden realizarse en su día a día escolar. Ahora, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) responde en su Guía para Centros Educativos.

Dentro de las preguntas y respuestas también emerge WhatsApp, siempre, por supuesto, WhatsApp, dada su popularidad entre los chavales.Veamos varios supuestos.

¿Tu profesor puede acceder a tu móvil para mirar tus mensajes de WhatsApp o de cualquier otra aplicación o red social? NO, salvo excepciones.

La AEPD explica que acceder a un smartphone, incluyendo su clave, en caso de redes sociales, requiere del consentimiento de los padres en caso de que el alumno sea menor de 14 años, dado que se “supone un acceso a datos de carácter personal”.

“No obstante, en situaciones en las que pudiera estar presente el interés público, como cuando se ponga en riesgo la integridad de algún alumno (situaciones de ciberacoso, sexting, grooming o de violencia de género) el centro educativo podría acceder a dichos contenidos sin el consentimiento de los interesados”, expone la guía.

Ocurre lo mismo con las fotos de los alumnos y su difusión en aplicaciones de mensajería (WhatsApp o también Telegram, por citar otra). Ningún docente puede grabar imágenes (vídeos o fotos) de sus estudiantes para compartirlo en dichas apps.

Padres y alumnos saben que el colegio o instituto suele pasarles un documento para que autoricen el uso de fotos de los chavales en actividades extraescolares, fiestas, etc. Pero surgen esos límites antes mencionados cuando estas imágenes se difunden dentro de estas aplicaciones de mensajería.

Más prohibiciones. Imagina que un profesor quieres crear un grupo de WhatsApp o de Facebook para compartir material de clase. ¿Estaría permitido por la Ley de Protección de Datos? Pues con carácter general, NO. Y si se tratase de un concurso escolar es recomendable que en estos grupos estén los padres.

“Las comunicaciones entre los profesores y los alumnos deben tener lugar dentro del ámbito de la función educativa y no llevarse a cabo a través de aplicaciones de mensajería instantánea. Si fuera preciso establecer canales específicos de comunicación, deberían emplearse (…) por ejemplo, áreas específicas en la intranet (…) o por medio del correo electrónico, explicita el documento de la AEPD.

¿Y qué pasa con los famosos grupos de WhatsApp donde profesores, padres y madres comparten mensajes? ¿Están permitidos?

“Excepcionalmente, y siempre que se contase con el consentimiento de los padres, sería posible la creación de estos grupos. En todo caso, sería preferible que los grupos fueran gestionados por los propios padres (por ejemplo, a través de un delegado) y la incorporación al grupo no dependiera directamente de los profesores”, menciona la guía.

El documento de la AEPD también responde a otras cuestiones sensibles, desde el tipo de datos o información que el colegio puede recabar del alumno, como alergias, situaciones personales (padres separados, violencia de género, becas, etcétera), cuando son necesarias a efectos de matrícula, comedor, actividades extraescolares o entrada y salida del centro.