Inicio Curiosidades La revolución en el mundo de los carburantes

La revolución en el mundo de los carburantes

Calidad no es siempre sinónimo de precio elevado

A la hora de hablar de gasóleos y de las diferentes opciones que tenemos a nuestra disposición como consumidores, muchas veces pensamos que la calidad de los productos que podemos adquirir está directamente relacionada con el precio de los mismos. Sin embargo, esto no es del todo cierto, tal y como podemos comprobar con los gasóleos a domicilio que nos ofrece DIBAGAS en La Bañeza. Esta empresa integrada en Castillo Grupo, desde su fundación trabaja para ofrecer a sus clientes un producto de Máxima calidad a buen precio, con un sello de calidad que certifica tanto el producto como todo lo relacionado con su distribución y almacenaje (cuestiones que sin duda son igual de importantes que el propio carburante en sí) para poder ofrecer así un carburante aditivado que supere las expectativas y las necesidades de sus clientes. Toda una filosofía de negocio que desde el primer momento ha buscado mejorar la calidad de sus productos, ofreciéndoles a sus clientes unos carburantes con los que puedan ahorrar y además aumentar las prestaciones de su caldera, manteniendo en todo momento la calidad evitando el “envejecimiento” (oxidación) del gasóleo, lo que sin duda se traduce en una energía más eficiente, en la reducción del mantenimiento de las instalaciones, mayor poder calorífico y menos averías en los quemadores, optimizando la combustión contribuyendo a la menor emisión de CO2 teniendo en cuenta el compromiso con el medio ambiente.

La calidad como la base de los negocios

Como ya hemos mencionado, los carburantes de Castillo Grupo no solo nos aseguran una buena combustión en nuestros vehículos e instalaciones (que se traducirá en un ahorro en combustible, en una mayor potencia y en una reducción de las posibles averías que se pueden dar debido a una mala combustión) sino que la calidad va a estar presente en todo el proceso, desde que se extrae el crudo, refino del carburante, almacenaje etc. hasta que este llega a los clientes. Los clientes tendremos la seguridad de que esta calidad no se queda en simples palabras que podemos leer en la descripción de un producto, sino que se trata de una calidad que ya ha sido demostrada a través de los diversos controles que se llevan a cabo de forma periódica por unos laboratorios externos y que están acreditados por ENAC. Por suerte para los consumidores, todavía nos encontramos con empresas como Castillo Grupo que se preocupan por sus clientes antes que por obtener los máximos beneficios y que buscan en todo momento ofrecer la mayor calidad posible, la mejor atención y el mejor servicio.

En definitiva, empresas como Castillo Grupo no solo buscan poder ofrecer unos precios competitivos dentro del sector sino también dar a sus clientes un servicio completo con una calidad garantizada. Solo así podremos acceder a un gasóleo de calidad a buen precio, un producto que aúne las últimas tecnologías y que no deje de lado en ningún momento las necesidades de los clientes que confían plenamente en los valores de una buena marca.

Fórmula Max Diesel: un nuevo concepto de Carburantes

Por si todo lo anterior no fuera suficiente para confiar en una empresa como esta a la hora de adquirir nuestros carburantes, cabe señalar que Castillo Grupo ha diseñado un combustible diésel que sin duda marca la diferencia en el mundo de los carburantes: Fórmula Max Diesel, un diésel de última generación que proporciona al motor un rendimiento mayor para conseguir mejores prestaciones a la vez que garantiza la limpieza del sistema de inyección y que ya ha sido testado en los últimos 25 años.

De esta manera, nos encontramos con un combustible que favorece un menor consumo y que nos ofrece un mejor arranque en frío, protegiendo el motor frente a la corrosión y aumentando la potencia del mismo. Además, se trata de un combustible más estable, reduciendo las emisiones (que tanto contaminan en otro tipo de gasóleos) y en un menor consumo que alargará la vida útil de nuestros motores. Y, por supuesto, se trata de un combustible que cumple y supera todos los requisitos establecidos por la legislación en vigor.

Una filosofía diferente, una empresa diferente

Finalmente, y a pesar de que ya hemos mencionado brevemente la filosofía de esta empresa, es importante mencionar cuáles son los objetivos que Castillo Grupo tiene marcados para seguir dándole el mejor servicio a sus clientes. En este sentido, el primer aspecto fundamental es conseguir el respeto y la confianza de cada uno de sus clientes, comprometiéndose no solo a usar de forma racional sus recursos sino mejorando la calidad de sus productos. Solo así se podrán conseguir unos buenos resultados de negocio y el reconocimiento del resto de empresas y de la sociedad, liderando el sector y creando el mejor ambiente para que sus trabajadores se sigan desarrollando profesional y personalmente.