Ana Obregón para un procedimiento legal por su hijo Alex Lequio

Ana obregón y alex lequio estado de salud

Es una madre coraje, pero no necesita que nadie la aplauda o reconozca su entrega infatigable. Ana Obregón sigue teniendo la mirada triste. La lucha contra el cáncer de su hijo le ha demostrado que no todos los problemas deben ser tratados con la misma importancia.

Tanto es así que, me aseguran, ha descartado iniciar un procedimiento legal contra alguien que, considera, le ha hecho mucho daño. Un asunto del que ni siquiera quiere hablar en público pero que le hizo sentir humillada e, incluso, mal tratada.

No quiere entrar en guerras con nadie ahora que su único interés es que su familia sortee la enfermedad sin demasiadas consecuencias. Álex se mantiene fuerte, convencido de que los “arrestos domiciliarios” que sufre para que sus defensas -vulnerables y escasas por el tratamiento al que está sometido- se refuercen son necesarios. Le permiten seguir creando actividades solidarias que organiza su empresa, Polar Marketing, y además le ayudan a pensar en el lugar en que pasará las navidades.

Si en algo coinciden todos es en que se mantendrán juntos. Quieren celebrar que, aunque el destino les ha mostrado la cara más amarga, siguen aferrados a la vida.