Preocupante situación en el Ayuntamiento de Ávila ante la situación de sequía.

A dead-looking tree is seen on the cracked mud of the dry reservoir bed of Contreras in Valencia, eastern Spain, Friday, Sept. 8, 2006. The driest winter and spring for more than 60 years has left reservoirs in some regions with less of 20 percent of their normal capacity. (AP Photo/Fernando Bustamante)

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Ávila debatió en el día de ayer la imposición de situación de «emergencia» ante la sequía existente al encontrarse los embalses que abastecen a la capital castellano leonesa al 44,3 por ciento de su capacidad.

Este anuncio lo ha realizado su alcalde, Jesús Mabnuel Sánchez Cabrera, tras su participación en la Comisión de Seguimiento del convenio suscrito con la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas de España S.A. (Acuaes), la Junta de Castilla y León y el Consistorio de Ávila para abastecer a la ciudad en situaciones de sequía a través de una captación de Las Cogotas.

Sánchez Cabrera mostró su «preocupación» por la situación de sequía «extrema» que vive la ciudad, por lo que pidió al Gobierno de España que declare las obras de captación de Las Cogotas como «obras de emergencia», con el fin de poder acortar los plazos para unos trabajos que cuentan con un presupuesto global de ocho millones de euros.

El alcalde de Ávila ha calificado la situación como «preocupante» y lanzó un llamamiento a la ciudadanía para que realicen un «uso responsable” del agua, de igual forma que ha hecho hincapié en que todas las administraciones están trabajando «en la misma dirección» para intentar buscar una solución definitiva.