Imágenes prohibidas de este hospital que demostrarían «la gran mentira»

Imágenes prohibidas de este hospital que demostrarían «la gran mentira»

- in Noticias Castilla y León
imagenes-prohibidas-hospital-gran-mentira

Negacionista graba las imágenes prohibidas de un hospital de Miranda de Ebro que según el demostraría «la gran mentira». La Junta asegura que se ha abierto una investigación, aunque el vídeo sigue en las redes sociales.

Un negacionista antivacunas se cuela y graba las imágenes del Hospital Santiago Apóstol, situado en Miranda de Ebro. En el vídeo podemos ver a el hombre recorrer las salas de espera del Hospital.

Así como las zonas restringidas, donde solo puede acceder el personal sanitario. Junto a las habitaciones de las plantas y los quirófanos. Cabe destacar que el vídeo tiene una duración de 17 minutos sin cortes.

Investigaciones sobre el vídeo

El hombre ha colgado el vídeo en facebook, con el fin de «desmontar la gran mentira». Según asegura en el vídeo, el presidente de la Junta de Castilla y León se refirió al municipio como «un gran foco de infección». Por otra parte anima a los ciudadanos a ir a los hospitales que tengamos más cercanos y grabarlos.

La Consejería de Sanidad asegura que desde la gerencia del Hospital Santiago Apóstol se «ha abierto una investigación». El vídeo se ha difundido por todas las redes sociales, incluso se han creado grupos de Telegram para hablar sobre el tema.

En uno de estos grupos proponen tomar medidas contra la Policía, maestros, personal sanitario y medios de comunicación. Incluso aseguran que las personas que pertenecen a estos colectivos son «un atajo de escoria y basura humana».

Imágenes del Hospital de Miranda de Ebro

Según el propio autor del vídeo las imágenes prohibidas que muestra sobre el hospital descubrirían «la gran mentira» que estamos viviendo.

En el vídeo podemos observar como se pasea por todo el hospital grabando las salas de espera. En las cuáles no encontramos a nadie o casi nadie. Por otra parte decide subir a las plantas donde están enfermos.

Podemos ver como se pasea sin ningún tipo de reparo por los pasillo asegurando que no hay nadie. Cabe destacar que las puertas de las habitaciones en su gran mayoría están cerradas. Ya que cuando hay un enfermo dentro se cierran por privacidad. Y son estas últimas precisamente las que no abre, algunos se preguntarán si esto es una simple casualidad.

Amanda Arroyo

You may also like

Los premiados de la lotería de Navidad que acabaron arruinados

Muchos dicen que el dinero da la felicidad,