Guardia Civil, Policía Nacional y Local comienzan a actuar en Castilla y León

Guardia Civil, Policía Nacional y Local comienzan a actuar en Castilla y León

La Guardia Civil, Policía Nacional y Policía local comienza a actuar ante la situación estado de alarma en el que España se encuentra.

Además en Zamora ya hay una persona detenida por resistencia a la autoridad y se encuentra en estos momentos a disposición judicial.

A continuación se detallan las medidas tomadas según nos informa la Delegación del Gobierno de Castilla y León:

«Las sanciones por incumplimientos de la limitación a la libertad de circulación responderán a casos de desobediencia y guardarán proporcionalidad al hecho

– La tramitación de estas sanciones seguirá los plazos administrativos previstos, que pueden dilatarse semanas

– El  delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, dio instrucciones para permitir el desplazamiento de varios tractores agrícolas este domingo en Burgos

– La resistencia de un ciudadano que transitaba por Salamanca en el primer día de vigencia del Estado de Alarma fuera de los supuestos permitidos por el Real Decreto 463/2020 fue objeto de propuesta de sanción

-La Delegación del Gobierno ha puesto a disposición del sistema sanitario de Castilla y León un total de 35.000 mascarillas que almacenaba en sus dependencias

Domingo, 15 de marzo de 2020

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado actuarán en Castilla y León con proporcionalidad a la hora de sancionar los incumplimientos de la limitación a la libertad de circulación de personas durante la vigencia del Estado de Alarma, apelando a la responsabilidad individual y sin convertir la Comunidad Autónoma ni el país en un estado policial.

Las sanciones serán propuestas, básicamente, en base a delitos de desobediencia, en casos en los que la ciudadanía se resista fehacientemente a responder a las recomendaciones y advertencias de los agentes de la autoridad, que se dirigirán a las personas en primer lugar explicándoles los detalles del Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros, que entró en vigor a las 0:00 horas de este domingo, y regula esta situación excepcional.

El Gobierno no crea ningún régimen sancionador “ad hoc” para las infracciones durante el Estado de Alarma, sino que las actitudes de resistencia a las normas en vigor llevarán aparejadas las propuestas de sanción que ya contienen otras normas aplicables a este tipo de casos.

La tramitación de estas propuestas de sanción, que deberán observar los plazos administrativos (denuncia, desarrollo del expediente por un instructor, etc), no finalizarán hasta transcurridas semanas, o incluso meses.

Tractores en Burgos

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, dio instrucciones en la mañana de este primer día de aplicación del Real Decreto, para que se permitiera el desplazamiento de varios tractoristas en la zona de Pancorbo (Burgos), que fueron interceptados por la Guardia Civil dirigiéndose a realizar trabajos en sus tierras de labor.

Izquierdo recuerda que el tránsito de estos vehículos debe ser garantizado, y no impedido, puesto que estas personas se desplazaban como vehículos de trabajo, incluidos por tanto, por la norma del Gobierno, en el artículo 7, que es el que regula como excepción el “desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial”.

Resistencia en Salamanca

En sentido contrario, la resistencia de un ciudadano que circulaba por las calles de Salamanca, a retirarse a su domicilio, requerido por las fuerzas de seguridad, tal y como decreta el Estado de Alarma, cuando no se cumplen ninguna de las circunstancias que describe el artículo 7, fue objeto de propuesta de sanción, que seguirá los trámites administrativos habituales.

Coordinación en nueve provincias

Además de la coordinación desde la Delegación del Gobierno con los ministerios, el delegado mantiene un contacto permanente con los subdelegados, con quienes esta misma mañana mantuvo un encuentro por videoconferencia durante el que les ha transmitido peticiones para los ayuntamientos de sus provincias que ayuden a garantizar el abastecimiento en los establecimientos de alimentación y servicios básicos en la Comunidad Autónoma.

Por otro lado, la Delegación del Gobierno ha puesto a disposición del sistema sanitario de Castilla y León un total de 35.000 mascarillas, así como otro instrumental médico, que almacenaba en sus dependencias»