Amenaza de muerte y lanza un vaso a la cara de su compañera de piso

Policia nacional

Agentes de la Policía Nacional y de Policía Local han detenido en Salamanca a un hombre de 56 años. Acusado por presuntamente amenazar de muerte a una compañera de piso; a la que también lanzó un vaso a la cara durante una discusión dentro de la vivienda.

Según fuentes policiales, los hechos ocurrieron sobre las 22.10 horas del lunes en una vivienda de la calle Vasco de Gama. Ambos implicados, junto a otra persona, convivían en un piso alquilado por habitaciones.

Se habían producido incidentes previos a lo largo de toda la jornada

Los agentes, tanto de la Policía Local como de la Nacional, fueron alertados de que en la vivienda, en la que ya se habían producido incidentes previos a lo largo de toda la jornada, se estaba produciendo una reyerta.

Al llegar, una inquilina informó a los funcionarios municipales que uno de sus compañeros de piso le había amenazado de muerte. Además le había dicho que «se cuidara las espaldas», ya que «le iba a esperar abajo». Acto seguido le lanzó un vaso a la cara que le había provocado por el impacto cortes en una de las manos.

En ese momento, en la vivienda se encontraban, además del ahora detenido -de 56 años, nacionalidad española y con antecedentes- y la denunciante, el otro compañero de piso y cuatro amigos del detenido.

«Te vamos a rajar, guárdate las espaldas, estás muerto puto yonqui»

Además, la víctima reseñó que el otro compañero de piso intentó interceder por ella. En ese momento también fue amenazado por uno de los amigos del detenido. especificó que le dijo: «Te vamos a rajar, guárdate las espaldas, estás muerto puto yonqui».

La denunciante, que tuvo que recibir asistencia médica, explicó a los agentes que «todos los días» tenía «problemas» con el mismo compañero y que, en esa ocasión, la discusión comenzó porque el detenido llegó con un amigo, al que no conocía y al que acompañaba un perro, y dijo que se quedaba en el piso, mientras él «se iba por unos días», lo que no aceptaron ni ella ni su otro compañero.