Absuelven al novio de la joven que falleció en Medina de Rioseco y dio positivo en drogas

gitanos no dejan entrar en un bar

Los hechos tuvieron lugar el 05 de septiembre de 2018 cuando una joven falleció tras un accidente de tráfico en el que su novio conducía y había dado positivo en drogas.

Los hechos

El día del accidente el Centro de Emergencias de Castilla y León (112) recibe una llamada desde el centro de salud de Medina de Rioseco (Valladolid). Solicitan una UVI móvil para reforzar la atención que el personal sanitario de guardia está prestando a una mujer.

Parece que la mujer está gravemente herida como consecuencia de un accidente de tráfico. Aunque desconocen dónde tuvo lugar el accidente. Debido a que la mujer llegó en un vehículo particular al centro de salud.

Por ello, la sala de operaciones del 112 da aviso a la Guardia Civil de Tráfico y a Emergencias Sanitarias (Sacyl). Quienes envían la UVI móvil solicitada.

Finalmente, en el centro de salud, los sanitarios de Sacyl intentan reanimar a la mujer. Por desgracia, la joven de 30 años fallece.

Durante las investigaciones, se descubrió que, la joven fallecida de 32 años tuvo el accidente con su novio en Valladolid. El joven, en vez de llamar al Centro de Emergencias de Castilla y León (112), viendo la gravedad de las heridas llamó a un familiar.

Según el entorno de la víctima consideraban tóxica la relación de la pareja. Además la joven tenía antecedentes por malos tratos de sus relaciones anteriores.

Finalmente, el joven ha dado positivo en drogas. Por ello, tras el suceso se le investigaba por presunto delito de homicidio imprudente. También por delito contra la seguridad vial. Mientras duró el proceso de las investigaciones y acusaciones al joven, se encontraba en libertado con cargos.

La sentencia

Ahora, el Juzgado de lo Penal número 1 de Valladolid ha dictado la sentencia en el caso de este joven.

La acusación pedían entre dos y cuatro años de cárcel, así como la retirada de carnet de conducir y una indemnización a la familia de la víctima.

Sin embargo, la declaración de tres agentes que hablaron con el joven el día del accidente, indican que el joven no tenía signos evidentes de encontrarse bajo los efectos de estupefacientes, los cuales pudieron haber sido ingeridos con días de anterioridad y por ello dio positivo en el control.

El juez, tampoco considera probado el exceso de velocidad. Además hay un hecho importante y es que, la joven víctima no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Finalmente, con todo ello se dictó una sentencia absolutoria para el joven.