Inicio Castilla y León Investigan la muerte de dos caballos de uno de los cuales se...

Investigan la muerte de dos caballos de uno de los cuales se alimentaban perros

Desde el exterior se observó en el suelo un caballo macho muerto, del que se estaban alimentando cuatro perros.

Caballo encontrado en la parcela | Europapress

Miembros del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investigan en una finca de Cigales (Valladolid) la muerte de dos caballos, de uno de los cuales llegaron a alimentarse unos perros.

Durante esta mañana, gracias a los vecinos, localizaron una parcela vallada en la totalidad de su perímetro, la cual se encuentra cubierta en su superficie de diferentes tipos de residuos y algunas construcciones precarias.

Desde el exterior se observó en el suelo un caballo macho muerto, del que se estaban alimentando cuatro perros que se encontraban en las mismas instalaciones.

En el mismo lugar, se encontraban otros dos caballos vivos, un macho y una hembra que presentaban un aspecto claramente identificado por la falta de atención, extrema delgadez(caquexia), suciedad y en el caso de la hembra presenta unos bultos en la parte posterior entre los cuartos traseros.

Estos trataban de comerse sus propios excrementos para así poder obtener los restos de la comida anteriormente ingerida ya que en el lugar carececían de alimento y agua.

Tras realizar gestiones con el Servicio de Ganadería de la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de la localidad, inmediatamente éstos se hicieron cargo de los animales en la misma parcela facilitándoles alimento y agua hasta el traslado de los mismos a un centro de recogida.

El macho, que se encuentra postrado en el suelo, no consiguió recuperarse y murió posteriormente.

Una vez localizado al responsable de la parcela es informado de que los animales se le retiran cautelarmente para su mantenimiento, y que es investigado por un delito de los relativos a la protección de la flora, la fauna y los animales domésticos por el abandono de estos últimos, causando la muerte de dos equinos.