Inicio Castilla y León El aumento de plazas en residencias de mayores, una oportunidad de empleo

El aumento de plazas en residencias de mayores, una oportunidad de empleo

El número de plazas en residencias privadas y concertadas para personas mayores aumentó en 2015 hasta llegar a las a 282.000 plazas. Esta cifra representa el 75,6% del total de plazas en residencias para la tercera edad y significa un incremento del 0,5% respecto al año anterior. Se estima que para los próximos años aumente el mercado laboral sociosanitario, por el envejecimiento generacional.

 

Además, el número total de plazas en residencias para la tercera edad se ha situado a finales de 2015 en unas 373.100, es decir, un 0,3% más que el año anterior. Son datos del Observatorio Sectorial DBK de INFORMA que reflejan el aumento del número de plazas en residencias en nuestro país.

 

SUPER Cuidadores (1) está acreditada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), organismo dependiente del Ministerio de Empleo y la Seguridad Social, para impartir los Certificados de Profesionalidad en Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales y en Domicilios en la modalidad de teleformación. La Ley establece que todos los profesionales del sector sociosanitario cuenten con esta formación de manera obligatoria antes del 31 de diciembre de 2017.

 

La teleformación facilita el acceso a una formación dinámica y totalmente oficial a aquellas personas que no puedan cursar una titulación presencial. Permite compaginar la vida laboral y personal con la académica, todo ello en un contexto demográfico propicio para encontrar empleo en el sector sociosanitario. De hecho, España ha alcanzado este 2016 un máximo histórico de envejecimiento. Hay 116 personas mayores de 64 años por cada 100 menores de 16, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

 

Con las becas y descuentos ofrecidos por SUPER Cuidadores se puede acceder a esta formación de una forma asequible y económica. También existe la posibilidad de que las empresas bonifiquen esta formación a través de los créditos para la formación programada (o la antigua formación bonificada).

 

La atención a las personas mayores y/o dependientes es un nicho de empleo actual y con tendencia a aumentar como consecuencia del envejecimiento demográfico. Por esta razón, las personas que obtengan estos certificados de profesionalidad mejoraran su empleabilidad, facilitándoles su incorporación a un mercado laboral que demanda profesionales formados en el ámbito sociosanitario.