Inicio Portada Los secretos del tarot y los videntes más famosos

Los secretos del tarot y los videntes más famosos

El mundo de las artes adivinatorias es tan vasto como antiguo. El hombre siempre ha querido conocer el futuro para dominar su destino, y es por eso que existen distintos modos de interpretar los hechos, tanto los ocurridos en el pasado como los que están por venir. Todos los pueblos de la antigüedad tuvieron sus sibilas, sus oráculos, sus profetas; y desde siempre se han interpretados los signos de objetos, plantas. animales y fenómenos naturales (el vuelo de un pájaro, un tornado, un diluvio) como buenos o malos augurios.

Entre las artes esotéricas y adivinatorias más consultadas están la videncia, el horóscopo y la carta astral, las runas vikingas, y la tirada de cartas en sus tantas variantes: el tarot egipcio, las cartas españolas, y el más moderno tarot online.

Basándonos en lo que nos cuenta Tarot10, una página de consultar el tarot, no se sabe con certeza el lugar de origen del  Tarot, pero desde siempre se lo ha relacionado con Egipto. Es posible que con el devenir de los siglos, las cartas hayan ido adquiriendo nueva simbología, y es por eso que se han detectado influencias muy dispares en ellas (rituales de cátaros, la cábala judía y hasta ritos griegos).

El tarot en su versión más tradicional se divide en Arcanos Mayores y Arcanos Menores. Los Mayores parecen proceder del antiguo Egipto, y de hecho se han encontrado en las pirámides representaciones de los símbolos que actualmente pueden encontrarse en las 78 cartas. Claro que en la antigüedad el uso de ellas era distinto al que hacemos hoy, ya que es probable que representaran objetos sagrados o incluso divinidades, y por eso eran utilizados en iniciaciones religiosas.

Si bien existen muchos tipos de Tarot, como el celta y el lunar, el más usado en la actualidad es el que se conoce como Tarot Marsellés, originario del siglo XV y compuesto por 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores. La palabra arcano  proviene del latín “arcanum”, que significa secreto, y actualmente la tirada del tarot se usa con el objeto de analizar los hechos del pasado, evaluar el presente y detectar señales que puedan indicar un camino a seguir o una decisión a tomar para el futuro. Todo esto se hace en realidad con los Arcanos Mayores, que son los usados en las consultas más populares. La interpretación de las cartas, en base a su simbología, su posición en relación a otras cartas y si está al derecho o al revés, debe estar a cargo de un profesional, ya que las cartas son complejas.

Pero un tarotista profesional, que sepa entender cabalmente el significado de las cartas y que además tenga la capacidad de entender qué mensaje están transmitiendo suele apoyarse en el don de la videncia. La videncia es un don y por ende, aunque se desarrolla con los años, está dado desde la cuna. Cuando una vidente hace una lectura profunda del Tarot, es ciertamente más completa.

Vidente a aquella persona que tiene la capacidad de ver el futuro, de preverlo. A veces el futuro se manifiesta con sonidos, o con imágenes, o algunos videntes entran en una especie de trans, un estado particular, altamente receptivo.Los videntes existen desde siempre y de hecho hay algunos que se han hecho famosos por su predicciones y han pasado a la historia.

Entre los videntes famosos, encontramos a

  • Nostradamus. Sus profecías llegan hasta los tiempos actuales, y se dice que fue capaz de prever la Segunda Guerra Mundial, el ascenso y la caída de Hitler, y la muerte de Lady Diana Spencer, entre otros hechos que habrían sido imposibles de comprender en su época. Algunas de sus profecías aluden a hechos que aún no han ocurrido, como “El cielo se abrirá, los campos serán quemados por el calor” o la fecha que dio para el fin del mundo, el año 3797
  • Casandra. Nos remontamos a la mitología griega para encontrarnos con la sacerdotisa de Apolo, quien le concedió el don de la profecía a cambio de un encuentro carnal. Al rechazar esta parte del trato, Apolo la maldijo escupiéndole en la boca de tal modo que jamás nadie creyera en sus pronósticos, lo que se convirtió en el centro de su tragedia.
  • Criswell fue un vidente y futurólogo descubierto de modo sorprendente; trabajando en la televisión y habiéndose olvidado del texto en relación al pronóstico del tiempo, simplemente improvisó y acertó totalmente. Y no sólo ese día y no sólo con el clima: predijo con exactitud la muerte del presidente norteamericano John F. Kennedy en el año  1963.
  • El monje ruso Rasputín, figura clave en la historia de fin del Imperio Ruso. Favorito de la corte del último Zar, Nikolái II, era considerado no sólo un adivino sino además un curandero. Se dice que “el monje loco” sobrevivió a varios intentos de homicidios, envenenamientos y disparos.