Inicio Deportes Sandro Rosell acusado de comprar un hígado de forma ilegal

Sandro Rosell acusado de comprar un hígado de forma ilegal

El Barça anunció que Abidal había recaído de la enfermedad y necesitaba urgentemente un trasplante.

La Guardia Civil y la Policía Nacional han detectado al menos cuatro llamadas telefónicas a Sandro Rosell, ex presidente del Barça y en prisión por presuntos delitos de blanqueo y organización criminal, donde admite implícitamente haber “comprado un hígado ilegal” a Eric Abidal, según ha publicado en exclusiva ‘El Confidencial’. El ex futbolista culé fue sometido en 2012 a un trasplante de ese órgano para superar un cáncer.

Según ha publicado en exclusiva ‘El Confidencial’, la presunta compra del hígado se habría producido tras la recaída de Abidal en un cáncer que le fue detectado en 2011. El por entonces futbolista del Barça fue intervenido del tumor en un primer momento y volvió a jugar un mes después.

Meses después el Barça anunció que Abidal había recaído de la enfermedad y necesitaba urgentemente un trasplante. Semanas después el ex defensa ingresó en una clínica privada donde fue operado con resultado positivo.

La única información de la intervención facilitada fue que el órgano era de un primo francés de Abidal. Meses después Abidal dejó el Barça molesto con la directiva que presidía Sandro Rosell.

‘El Confidencial’ publica ahora en exclusiva que “Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil se toparon durante la investigación contra Rosell con conversaciones telefónicas en las que se reconoce de forma expresa la compra de un hígado ilegal” para el jugador francés y se insinúa que la donación del supuesto primo fue un invento para evitar un escándalo”.

“Ante la gravedad de la información, los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional remitieron un oficio a la jueza Lamela solo 24 horas después de que se produjera la llamada para dar cuenta del conocimiento de un posible delito distinto a los investigados según ha publicado ‘El Confidencial”.

Dos semanas después de la última conversación telefónica pinchada a Rosell fue detenido en su domicilio por una trama de comisiones ilegales y enviado a prisión provisional. Desde entonces el ex presidente del Barça se mantiene en la prisión de Soto del Real.

A través de RAC1 los abogados de Rosell han enviado un comunicado en el que aseguran que no tener conocimiento de estos hechos ni de si son ciertos, ni qué juzgado lo instruye ni por qué no se tiene conocimiento del mismo un año después. Es extraño pensar que se puede comprar un hígado ilegal y trasplantarlo en un hospital público como es el Hospital Clinico. Al largo de la mañana complementaremos la información”.