Inicio Actualidad La recuperación de un osezno huérfano se convierte en un referente ante...

La recuperación de un osezno huérfano se convierte en un referente ante “su muerte segura”

El osezno apareció en junio de 2016 en el Parque Natural de Somiedo.

El esbardo aparecido sin madre hace ahora año y medio en el Parque Natural de Somiedo goza de un excelente estado de salud. El Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) ha publicado un vídeo en el que muestra la evolución del plantígrado durante esos 18 meses.

El osezno apareció en junio de 2016 en el Parque Natural de Somiedo. Estaba desnutrido y presentaba una delgadez extrema. Su edad, apenas cinco o seis meses. El esbardo estaba solo, sin la compañía de su madre, no se sabe si porque estaba muerta o porque le había abandonado.

Según el FAPAS, “desde ese momento hasta finales de 2017, hemos podido seguir su evolución.  Y sin duda, está salvado de lo que parecía ser una muerte segura”.

Además critican que la conservación del oso en la Cordillera Cantábrica, no puede ser solamente contar cuantos osos hay, engatusar con cifras infladas para demostrar que todo va  muy bien. Ocultar rápidamente los incidentes de osos muertos. Evitar dar mayores explicaciones técnicas de necropsias o reconocer que los accidentes de caza son algo inevitable”.