Inicio Portada Los coches eléctricos y su autonomía limitada

Los coches eléctricos y su autonomía limitada

Las prestaciones de los motores ecológicos no tienen nada que envidiar a las de los clásicos motores diésel y gasolina, pero son más caros y su autonomía no permite hacer viajes largos.

Autonomía ¿nos dicen la verdad?

Lo decimos con datos en la mano. Hemos querido comprobar la autonomía que anuncian tres coches eléctricos que actualmente se encuentran a la venta: el Nissan Leaf, el Opel Ampera-e (aún no se vende en España) y el Renault Zoe.

Hemos hecho una prueba con cada uno de los tres vehículos, conduciendo por un trayecto que combina ciudad, carretera y autopista, unas veces solo con el conductor, otras transportando además un pasajero (75 kg), dos niños (30 kg cada uno) y un poco de equipaje (20 kg más) y con la calefacción encendida a 22º C cuando en el exterior había 10 ºC, un aspecto para tener en cuenta, ya que los coches eléctricos no pueden aprovechar el calor que genera un motor de combustión y necesitan activar una resistencia o una pequeña bomba de calor.

Descubrimos que la autonomía real resultó, de media, un 36% inferior a la anunciada. Y hasta un 43% si viaja con la familia. Un serio problema si nos quedásemos parados en carretera sin un punto de recarga cerca.

¿Y por qué se acepta?

El actual test de homologación de consumo (el WLTP) es más real y riguroso que el anterior (el NEDC), pero a pesar de esto la Unión Europea permite a las marcas de automóviles seguir publicitando los resultados del antiguo test de homologación de consumo durante un tiempo.

En nuestras pruebas de laboratorio, calculamos que este desajuste se traduce en, al menos, un 13% menos de autonomía real para un motor diesel, un 16% para un motor de gasolina y un 19% en el caso de los eléctricos. Y eso con una conducción ideal realizada por un profesional, evitando los atascos, las pendientes, y sin conectar en ningún momento la climatización.

Ventajas de tener un coche eléctrico

Desde luego que si velar por el medio ambiente es una de tus prioridades, lo que es de agradecer, deberías valorar hacerte con un coche eléctrico. Ya conoces sus ventajas.

  • Contamina menos y cuenta con la etiqueta energética Cero Emisiones, que te permitirá entrar y aparcar dentro de las grandes ciudades independientemente del nivel de contaminación atmosférica que haya.
  • El silencio en el interior durante la conducción.
  • Cargas muy cómodas. La posibilidad de cargar las baterías del coche en casa es muy cómodo, y la electricidad es mucho más barata que la gasolina o el gasóleo.

Inconvenientes

En el caso de las desventajas, aquí van unas cuantas.

  • Cargar en casa las baterías de tu coche eléctrico es muy cómodo pero hay que tener en cuenta un pequeño detalle, que si deseas que se cargue rápido, deberás instalar un cargador adecuado en tu domicilio, que puede costarte unos 1.000 euros.
  • En cambio, si optas por cargar el coche en la calle, ten en cuenta que suelen cobrar la electricidad más cara que lo que cuesta en casa (salvo en algún establecimiento que la ofrezca gratis), y que no es aconsejable realizar siempre cargas muy rápidas, puesto que se podrían dañar las baterías.
  • El alto precio del vehículo.