Inicio Curiosidades Cómo decorar el dormitorio juvenil

Cómo decorar el dormitorio juvenil

La habitación de tus hijos debe crecer con ellos. Según se hacen mayores, la decoración tiene que ser más adulta, personalizada y con espacio para que puedan desarrollar sus actividades. Los siguientes consejos pueden ayudarte a acertar con la decoración de la habitación juvenil para tus hijos.

Si hay una habitación en la casa en la que uno se puede volver loco con la decoración, es en el cuarto de los más pequeños. La habitación donde tus hijos pasarán los primeros años de su vida, es una estancia que irá cambiando con el paso del tiempo. Primero será la habitación infantil, en ella se pueden hacer auténticas locuras con la decoración. Un estilo de decoración infantil integra todo tipo de detalles: colores vibrantes y llenos de vida mezclados con dibujos y muchos juguetes. También muebles que son barcos pirata o castillos de princesa. La habitación infantil deja paso a un mundo lleno de color y diversión, todo lo que se te ocurra quedará bien.


Pasado unos años, se convertirá en un dormitorio para niños más mayores, dormitorios juveniles, un ejemplo lo verás en esta web sobre dormitorios.

Los hijos van creciendo y desarrollando sus propios gustos decorativos. Además, con el paso del tiempo, se vuelven más maduros y quieren una estancia más personal y elegante. La habitación juvenil es multiusos. Será la zona donde podrán estudiar, jugar y el lugar de descanso, por eso, necesitan que haya espacio suficiente para todas sus actividades.

Algunos consejos decorativos

Un primer consejo a la hora de decorar un dormitorio juvenil, es incluir a tu hijo en la toma de decisiones. Al fin y al cabo es quien va a pasar la mayor parte del tiempo en ella. Los hijos deben tener voz y voto y personalizar a su manera su habitación. Así ellos se sentirán a gusto y estarán contentos.

Las paredes de la habitación juvenil se suelen pintar con colores más neutros. El blanco o los tonos tierra, son los que más se usan, después se dan los toques de color con otro tipo de objetos como cuadros o incluso con los muebles.

Los muebles son muy importantes en un dormitorio juvenil. Debe haber espacio para guardar todo tipo de cosas desde ropa hasta juguetes y libros. Es evidente que uno de los muebles más importantes es la cama. El tipo de cama dependerá de las necesidades, puede ser litera si hay más de un hijo, o también una cama nido. Esta última tiene muchas ventajas ya que puedes tener dos camas en una o usar la parte de abajo como espacio de almacenaje extra.

Otros elementos indispensables son el armario para la ropa y estanterías para sus cosas como libros y juegos.

No puede faltar un espacio para estudiar. Una zona en la que pueda sentarse tranquilamente a hacer sus deberes. Puedes llamar la atención sobre este espacio poniendo un color diferente en la pared, por ejemplo, el verde. Es un color refrescante y que despierta la imaginación. Siempre teniendo en cuenta la opinión de tu hijo. Una mesa de escritorio y una silla cómoda son necesarios para tener un buen lugar de estudio.

Diseños originales que aprovechan el espacio

Es importante aprovechar bien el espacio disponible en la habitación de un adolescente. Medir bien los metros que tiene el dormitorio teniendo en cuenta la situación de la ventana y la puerta, ayudarán a que la decoración aproveche bien el espacio y sea una decoración de diez.

Si el dormitorio no es muy grande, hay que aprovechar cada centímetro y buscar soluciones que no ocupen mucho espacio, por ejemplo, composiciones con módulos y camas abatibles que se esconden cuando no se usan dejando espacio libre para moverse.

Digital de León