Inicio León León reconoce la figura de González de Lama y coloca su placa...

León reconoce la figura de González de Lama y coloca su placa en la casa donde vivió en la Plazuela de Puerta Obispo

Al acto ha asistido una emocionada Camino Rubio, sobrina del sacerdote nacido en Valderas, que agradeció este acto de homenaje.

El alcalde de León, Antonio Silván, ha descubierto esta mañana la placa de homenaje a Antonio González de Lama, colocada junto a la casa donde vivió en la Plazuela de Puerta Obispo. “Una deuda – explicó Silván- que tenía la ciudad con él, recuperar su figura a través de la historia y del autor de esta obra, el artista leonés Juan Carlos Uriarte, que ha hecho un trabajo magnífico y digno del lugar donde está, a los pies de la Catedral y en un edificio rehabilitado maravillosamente”.

El alcalde recordó la figura de este “pensador ilustre, escritor, director de la revista Espadaña, director del Diario de León y muy ligado a la ciudad y que este equipo de Gobierno ha querido reconocer, no sólo con esta placa, sino también al recuperar el Premio Nacional de Poesía que lleva su nombre (que el pasado mes de octubre ganó el historiador y poeta manchego Francisco Caro Sierra por su obra ‘El oficio del hombre que respira’)”.

La casa donde vivió el sacerdote González de Lama tenía desde el año 1994  una placa colocada por el Ayuntamiento de León para recordar su vivencia en este edificio. Tras la restauración, en la que los propietarios han retirado la fachada de ladrillo y recuperado el entramado de madera original, el Ayuntamiento ha querido recuperar la placa, que ha sido arreglada y colocada en un “atril eclesiástico”, un pedestal de bronce y hierro, por el escultor Juan Carlos Uriarte. La placa refleja quién fue este maestro de las letras, nacido en Valderas en 1905 y fallecido en el año 1969.

La concejala de Cultura, Patrimonio y Turismo, Margarita Torres, que estuvo acompañada por la sobrina de González de Lama, Camino Rubio González, destacó la importancia de reconocer la figura de los ilustres de León. “Los leoneses teníamos esa deuda, por eso cuando la casa ha sido definitivamente restaurada, hemos querido recordarle colocando esta placa en un lugar donde él estaría respirando tantas y tantas veces”.