Inicio Actualidad Detienen a tres personas por delitos de robo con fuerza, denuncia falsa...

Detienen a tres personas por delitos de robo con fuerza, denuncia falsa y alzamiento de bienes, uno de ellos en León

La Guardia Civil de Palencia, ha detenido en las provincias de León y Salamanca a tres personas, como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza, denuncia falsa y alzamiento de bienes.

La investigación comenzó en noviembre de 2017, cuando se produjeron varios robos de maquinaria y material agrícola en una empresa agropecuaria de la provincia palentina. Todos los robos seguían el mismo patrón, se habían cometido a plena luz del día, la maquinaria sustraída tenía poca demanda en el mercado secundario y la empresa que había sufrido los robos tenía abultadas deudas con varios agricultores de la provincia de Palencia.

Ante las sospechas de que todos los robos tuvieran conexión entre ellos, al coincidir el modus operandi, la Unidad Orgánica de Policía Judicial y el Equipo Roca (Robos en el Campo) de la Guardia Civil de Palencia, iniciaron la operación “Palcampo”. Las investigaciones comenzaron analizando las características de los robos, tomando manifestación a testigos, así como a posibles deudores de la empresa, abriendo varias líneas de investigación relacionadas con las posibles deudas de la empresa palentina o que la maquinaría sustraída hubiera sido exportada a algún país extranjero para ocultar su procedencia.

Durante el transcurso de la investigación se llevaron a cabo múltiples inspecciones a explotaciones agrícolas de la provincia de Palencia y limítrofes, localizando en una de ellas de la provincia de León, un tractor valorado en unos 105.000 euros, al que habían eliminado todos los elementos identificativos de la empresa de Palencia, que había denunciado el robo y que estaba siendo investigada. También se localizó una parte de una segadora agrícola, que igualmente había sido sustraída en ese mismo robo. La otra parte de la segadora fue localizada en un pueblo del norte de la provincia leonesa.

Avanzadas las pesquisas, los agentes pudieron determinan que el propietario de la empresa donde habían sustraído la maquinaria, había ofrecido el tractor y la segadora al titular de la explotación agrícola de la provincia de León, para poder condonar una parte de la deuda que había contraído y que ascendía a unos 40.000 euros.

Durante el desarrollo de la operación, se llevo a cabo una investigación patrimonial sobre la empresa que había sufrido los robos, que se encontraba bajo un concurso de acreedores. Se pudo demostrar que el propietario de la empresa palentina, había desviado parte de la maquinaria agrícola a otra empresa ubicada en la provincia de Salamanca, también de su propiedad, que posteriormente había vendido a su pareja sentimental, meses antes de que entrara en concurso de acreedores. También se obtuvieron pruebas de que estaba condonando parte de la deuda de la empresa, días antes de la ejecución del concurso de acreedores.

La operación “Palcampo”, culminó con la detención del propietario de la empresa de Palencia y su pareja sentimental, administradora en la actualidad de otra empresa agrícola en Salamanca, como presuntos autores de un delito de alzamiento de bienes al quedar acreditado el desvío de activos de la empresa palentina a otra empresa con sede social en la provincia de Salamanca y por otro delito de denuncia falsa. También se detuvo a la persona que tenía en su poder el tractor y la segadora como presunto autor de un delito de robo con fuerza.

Esta operación, que se enmarca dentro de las actuaciones del “Plan contra las sustracciones en Explotaciones Agrícolas y Ganaderas”, que tiene activado la Guardia Civil de la Comandancia de Palencia, ha contado con la colaboración de agentes del Seprona de la Guardia Civil de León, del Equipo Roca de la Guardia Civil de Salamanca y de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Palencia.

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos y la maquinaría agrícola intervenida, fueron puestas a disposición de Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 3 de Palencia.