Inicio Actualidad “Larga vida a lo que compro” ¿te unes a la campaña?

“Larga vida a lo que compro” ¿te unes a la campaña?

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, la obsolescencia prematura es uno de los graves perjuicios que sufren los consumidores actualmente, no solo por el gran coste que conlleva para ellos, sino también para el medio ambiente.

La campaña larga vida a lo que compro”, lanzada por la OCU, pretende reunir el apoyo de todos los consumidores para conseguir una legislación que ponga freno a la obsolescencia prematura, en favor de un modelo económico más sostenible.

Piden una que, igual que establece que un producto debe ser seguro, obligue también a que sea duradero.

  • El producto sea diseñado de forma que no haya piezas de calidad deficiente que se deterioren prematuramente, que sean demasiado frágiles para el uso normal del dispositivo o se use un ensamblado con materiales que impidan su apertura para reparación
  • Reparar el producto tenga un coste notablemente inferior al de comprar un producto nuevo.
  • El precio de los consumibles no pueda ser superior al del producto nuevo.
  • La garantía sea superior a los dos años obligatorios actualmente en España. Y que esa garantía sea real (ahora solo se atribuye a problemas del producto durante los primeros 6 meses).
  • Los fabricantes informen claramente sobre el producto: sobre su vida útil prevista, sus repuestos, las posibilidades de reparación, etc.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios, la obsolescencia prematura es uno de los graves perjuicios que sufren los consumidores actualmente, no solo por el gran coste que conlleva para ellos, sino también para el medio ambiente.

La campaña permitirá a los usuarios exponer sus casos particulares de productos o dispositivos afectados por la obsolescencia prematura, que serán valorados por la Organización para su posible mediación o denuncia.

Los consumidores pueden contar su caso ayudando así a identificar posibles casos de obsolescencia prematura rellenando un formulario en la web de OCU (pinche AQUÍ para rellenarlo).

Desde la organización señalan que reciben a diario quejas y reclamaciones de los usuarios por casos de productos, algunos de elevado precio que, de repente, quedan obsoletos: móviles que hace un par de años eran tecnología punta dejan de recibir actualizaciones, aparatos que dejan de funcionar tras poco tiempo de uso y no se pueden reparar, electrodomésticos averiados justo cuando termina la garantía… son muchos los productos que tienen que dejar de usarse mucho antes de completar la vida útil que se espera de ellos.