Inicio Actualidad La Guardia Civil investiga a un conocido de la gijonesa Paz Fernández

La Guardia Civil investiga a un conocido de la gijonesa Paz Fernández

Paz Fernández Borrego murió el día de su desaparición como consecuencia de las graves fracturas que le provocaron en el cráneo con un objeto contundente.

az Fernández Borrego | Imagen: Twitter Guardia Civil

La autopsia practicada en la mañana de ayer al cadáver de la mujer de 43 años confirmó las sospechas de la Guardia Civil: fue asesinada. La investigación de la Benemérita avanza y se centra en un conocido de la víctima, sobre el que ya recaían las sospechas antes de que el martes apareciese el cuerpo flotando en el embalse de Arbón, a unos diez kilómetros de Navia, donde el 13 de febrero se le perdió la pista a esta gijonesa, que deja dos hijos.

Los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal no solo apreciaron fracturas a nivel craneal, también hematomas en el cuello. El cuerpo se encontraba en avanzado estado de descomposición, lo que ha llevado a los encargados de la investigación a determinar que el cadáver fue arrojado al agua horas después de la desaparición de la mujer, si bien no salió a flote hasta el martes. Esta tesis se sustenta además en el hecho de que el piragüista que encontró los restos mortales había estado el domingo en el embalse y había pasado con su embarcación por el mismo lugar sin que notase nada extraño.

Los agentes tratan ahora de determinar si una bolsa cargada con piedras que ayer fue recuperada del fondo del embalse por los buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) guarda relación con el episodio violento.

Según han indicado fuentes de la Guardia Civil a Europa Press, los agentes están investigando con “varias líneas abiertas”. Las mismas fuentes han insistido en que está decretado el secreto de sumario y que, por tanto, el Instituto Armado no puede ofrecer más información al respecto.

El cuerpo de la fallecida fue hallado por un vecino de Luarca que estaba practicando piragüismo en la zona y lo vio flotar en la superficie sobre las 15.30 horas de este martes. Fue rescatado a las 19.30 horas del agua y trasladado al Instituto de Medicina Legal de Oviedo. Una vez allí, el miércoles se le practicó la autopsia, concluyendo que había fallecido de manera violenta.