Inicio Actualidad Renault desarrolla junto a Daimler un motor que se producirá en Valladolid

Renault desarrolla junto a Daimler un motor que se producirá en Valladolid

Factoría de montaje de Renault en Valladolid.

El fabricante francés Renault ha desarrollado junto al consorcio automovilístico alemán Daimler un nuevo propulsor de gasolina 1.3 TCe que se producirá en las plantas que tiene la compañía en Valladolid y Sunderland (Reino Unido), ha explicado hoy la marca.

Este nuevo motor, que tendrán incorporado el Scenic y el Grand Scenic, se producirá también en la planta que tiene Nissan en Reino Unido, en la factoría de Dongfeng (China), así como por la sociedad compartida que explotan conjuntamente Daimler y el fabricante chino BAIC en Pekín (China) y en la fábricas que tiene Daimler en Kölleda (Alemania).

Los vehículos que equipen este motor serán comercializados en el mercado europeo, en Rusia, Brasil, China, Japón y Corea del Sur, aunque también está previsto que se venda en África, en Oriente Próximo e India. El vicepresidente de motores térmicos y eléctricos de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, Philippe Brunet, ha señalado que “este motor 1.3 TCe ha necesitado de más de 40.000 horas de ensayos y de simulaciones”.

Nuevo motor de gasolina 1.3 TCE de Renault

“Su futuro es global ya que se fabricará en cinco plantas diferentes con unos volúmenes que se acercarán al millón de unidades por año”, ha apuntado Brunet. En cuando a los volúmenes de venta, Renault prevé que representen un millón de unidades que serán equipados en vehículos que pertenezcan al segmento B, C y D y a las unidades que se encuentren en la categoría de compacto premium de Daimler.

Este motor, que ha sido producto durante un estudio de cuatro años entre los dos fabricante, estará disponible en tres niveles de potencia (115, 140 y 160 caballos) y estará asociado a una caja manual de seis velocidades o por primera vez en el Scenic con una trasmisión automática de doble embrague EDC de siete relaciones.

Con la versión de 115 caballos el motor aumenta 30 Nm en comparación con el propulsor 1.2 TCe (un 16 % más); en la de 140 caballos, se incrementan 10 caballos de potencia y 30 Nm (un 17 % más), lo que en la circulación cotidiana se traduce en una mayor ayuda en bajo régimen y aceleraciones más vivas.

Con este nuevo motor las emisiones de dióxido de carbono (CO2) se reducen un 5,5 % en el Scenic y un 8 % en el Grand Scenic y no excederán los 125 gramos por kilómetro