La NASA ha difundido imágenes captadas por el robot Curiosity, una vista panorámica de los puntos clave visitados desde su aterrizaje en Marte en 2012. El vídeo muestra colinas, rocas y lagos extintos, que acreditan que pudo haber agua en el pasado.