Inicio Actualidad La DGT reabre al tráfico la AP-6, la AP-61 y la AP-51,...

La DGT reabre al tráfico la AP-6, la AP-61 y la AP-51, aunque mantiene las restricciones a camiones

 

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha decidido reabrir la AP-51, la AP-61 y la AP-6, autopistas que enlazan Madrid con Castilla y León y con el noroeste peninsular, al mejorar la previsión meteorológica, según ha anunciado en Twitter el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

Las tres autopistas han estado cortadas entre Segovia y Ávila durante algo más de una hora debido al incremento de intensidad de la nevada, y se ha decidido reabrirlas al completo, en ambas direcciones, al remitir el temporal.

Además, el ministro del Interior ha convocado para este lunes el Comité Estatal de Coordinación para analizar las actuaciones durante el temporal que ha provocado durante este fin de semana que miles de vehículos se quedaran atrapados en la AP-6 en la provincia de Segovia.

Según ha informado Interior, la reunión se celebrará a las 17.00 horas en la sede del Ministerio y contará con la asistencia del director general de Tráfico, el general jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, el director general de Carreteras, el director general de Protección Civil y Emergencias, el director general de Política de Defensa/UME y un representante de la Aemet.

A lo largo de este domingo, Zoido ha presidido, en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Madrid, un gabinete de crisis donde ha seguido los trabajos realizados por la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias (UME) para despejar de vehículos la AP-6.

La DGT también ha recordado que dos unidades de la Unidad Militar de Emergencias (UME) permanecen en “alerta” en la AP-6 por si algún conductor necesitara ayuda.

INTERVENCIÓN DE LA UME

Todo esto después de una situación muy complicada durante la madrugada de este domingo y que obligó a actuar a más de 240 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), concretamente efectivos del Primer Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM I), con base en Madrid y los del Quinto Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM 5), para rescatar a los vehículos que habían quedado atrapados bajo la intensa nevada.

La unidad del Ejército ha colaborado con la Guardia Civil y los técnicos de Castilla y León para retirar los vehículos que han “colapsado” la carretera en las provincias de Segovia y Ávila. “El progreso ha sido especialmente complicado debido a los numerosos vehículos que, accidentados o atrapados, bloqueaban no sólo los carriles sino los arcenes, lo que ha dificultado el paso de los vehículos de emergencias”, señalaba el Ministerio de Defensa.

El despliegue se ha producido desde las bases de Torrejón de Ardoz y León y los miembros de la UME han intervenido simultáneamente desde la zona norte y sur de la carretera, equipados con cuñas quitanieves para apertura de viales, vehículos de tracción de cadenas para el rescate de vehículos y todoterreno para el transporte de personas.

PANELES DE INFORMACIÓN

En este sentido, el director de la DGT, Gregorio Serrano, ha asegurado que todos los paneles de información en carreteras avisaban desde el viernes del temporal, por lo que “se conocía con antelación y perfectamente la nevada que iba a caer”, y ha resaltado que los conductores que quedaron atrapados en la AP-6 no se enteraron de estos avisos o no tomaron las precauciones necesarias.

A pesar de los avisos, para Serrano ha habido conductores que o bien “no se han enterado” o bien no han tomado las precauciones necesarias para circular con su vehículo. De hecho, según el responsable de Tráfico, “muchos vehículos iban sin cadenas”, por lo han sucedido accidentes en dicha autopista que han ocasionado el colapso en la vía.

A su juicio, los medios disponibles han sido “más que suficientes” para resolver la situación. El rescate se ha terminado sobre las 13.30 horas y a las 14.45 horas se ha reabierto el tráfico en la AP-6.

En este sentido, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado que abrirá un expediente a la concesionaria de la AP-6 por la gestión de la crisis del temporal de nieve. Además, ha indicado que comparecerá en el Congreso de los Diputados para informar sobre una situación que ha calificado como “dramática”.

Un anuncio que ha sido contestado por la filial de autopistas de Abertis, dueña de Iberpistas, al afirmar que activó un Plan Operativo de Vialidad Invernal (POVI) en la AP-6 el viernes las 21.00 horas por el temporal de nieve y que lo puso en marcha bajo la coordinación directa del Ministerio de Fomento y la DGT.

PROTECCIÓN CIVIL

Por su parte, la Junta, a través de la Agencia de Protección Civil, ha recordado la importancia de “evitar conducir” por las carreteras de la Comunidad durante las próximas horas ante los “problemas ya existentes en las vías y la probabilidad de que continúen las nevadas”.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Agencia de Protección Civil, mantiene la alerta ante el riesgo por nevadas en Castilla y León declarada desde las 22.00 horas del pasado viernes día 5 de enero. Además, en la tarde del 6 de enero se activó el Plancal de Segovia con nivel 2 ante las numerosas incidencias registradas en esa provincia y esta mañana se ha activado en Ávila, informa a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Desde el inicio del episodio se han registrado más de 560 incidentes relacionados con las precipitaciones en forma de nieve. Estos incidentes se han concentrado principalmente en las provincias de Segovia, donde se han gestionado desde el 1-1-2 más de 350, y Ávila, donde se ha superado el centenar de emergencias.

La mayor parte de los incidentes relacionados con las nevadas se han producido en las carreteras de la Comunidad, en concreto han sido 484 las emergencias gestionadas desde el Centro de Emergencias Castilla y León 1-1-2, mientras que 83 se han producido en núcleos de población y han sido sobre todo solicitudes de sal o quitanieves.

FRÍO EL LUNES Y NIEVE EL MARTES

En cuanto a las previsiones meteorológicas para las próximas horas, todas las provincias de Castilla y León, excepto Zamora, estarán este lunes en riesgo (aviso amarillo) por temperaturas mínimas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, por frío estarán en riesgo las provincias de Ávila, Burgos y León, donde se alcanzarán de mínimas -8, -7 y -5 grados, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria y Valladolid. El organismo también alerta de la llegada de otro frente el martes que traerá más nieve a la Comunidad.

En concreto, se esperan entre 15 y diez centímetros en los sistemas centrales de las provincias de Salamanca, Segovia, Soria y Ávila, entre los 600 y los 1.000 metros. También se prevén esos espesores en la Ibérica en Burgos mientras que llegarán hasta los 15 en la Cordillera Cantábrica en León y Palencia. Por último, la zona más afectada en Zamora será la comarca de Sanabria donde se pueden acumular hasta 15 centímetros de nieve.