Inicio Actualidad El Supremo mantiene en prisión a Junqueras pese a su alegato por...

El Supremo mantiene en prisión a Junqueras pese a su alegato por el diálogo

La Fiscalía pidió que no fuera excarcelado porque puede reincidir en la rebelión

Carles Puigdemont y Oriol Junqueras

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha acordado este viernes mantener la medida de prisión provisional que pesa sobre el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña y líder de ERC, Oriol Junqueras, por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos relacionados con el ‘procés’ que derivó en la Declaración Unilateral de Independencia de Cataluña (DIU) del pasado 27 de octubre, han informado fuentes jurídicas.

La decisión se ha adoptado tras celebrarse una vista de apelación en la que estuvo presente el propio Junqueras, a quien se le dio la posibilidad de dirigirse directamente al tribunal en un turno de última palabra durante unos minutos. En ese momento Junqueras se describió como “hombre de paz” con convicciones religiosas y apeló a su “civismo” y a su compromiso en el “diálogo bilateral” en el conflicto político existente en Cataluña para conjurar el riesgo de reiteración delictiva que le mantiene en la cárcel.

El fiscal del Tribunal Supremo Javier Zaragoza –que asistió a la vista acompañado de su compañera en este órgano y exfiscal general Consuelo Madrigal–, defendió el mantenimiento en prisión de Junqueras al existir aún riesgo de reiteración delictiva y al considerarle además “promotor” de los hechos que derivaron en la DUI. Apuntó también que este riesgo se ve agravado por la posibilidad de que el líder de ERC alcance la presidencia de la Generalitat, una circunstancia que no tiene por qué convertirse en un salvoconducto para su salida de la cárcel

En la actualidad Junqueras y el exconseller Joaquim Forn son los dos únicos miembros del exgobierno catalán que permanecen en prisión por la organización del referéndum independentista y la declaración de independencia de Cataluña (DUI). El magistrado instructor de la causa, Pablo Llarena, decidió mantenerles en la cárcel junto con Jordi Sánchez (ANC) y Jordi Cuixart (Òmnium) tras tomarles declaración el pasado 1 de diciembre.