Inicio Actualidad Así transcurre el sorteo de la Lotería de Navidad

Así transcurre el sorteo de la Lotería de Navidad

Cada año, independientemente de que caiga en lunes, en jueves o en domingo, el 22 de diciembre desde bien temprano, todas las televisiones y radios de España —y de parte del extranjero— se sintonizan para que sean las voces de las niñas y niños de San Ildefonso lo que suene como banda sonora de la jornada.

El sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad es uno de los actos más esperados del año y, aunque solo dura unas horas, es uno de los momentos más especiales antes de dar paso a un nuevo año.

¿Pero cómo se celebra todo este día?

Una semana antes del sorteo, los bombos de la Lotería de Navidad llegan al escenario del Teatro Real, donde luego se desarrolla toda la ceremonia. Se trata de dos bombos, uno que acoge las 100.000 bolas con los números que serán sorteados y otro, con las bolas de los 1.807 premios que se reparten, entre ellos, el tan ansiado Premio Gordo.

El día de antes, el 21 de diciembre, se hace públicamente el recuento de las bolas, tanto las del tambor pequeño (premios) como las del grande (números), que se van a utilizar el día del sorteo. Y llega el esperado 22 de diciembre…

Desde hace algunos años el sorteo extraordinario de la Lotería se ha celebrado religiosamente cada 22 de diciembre en el Teatro Real de la capital

A las 8:00 se abren las puertas del Teatro Real: es entonces cuando se permite la entrada de todos los que quieren asistir a la gala donde se reparten los premios. La única limitación es el propio aforo de la sala, que este año está fijada en 420 butacas.

Media hora después se constituye la mesa que preside y autoriza el comienzo del sorteo. Después, las bolas, previa autorización del presidente, podrán ser comprobadas por los asistentes que lo soliciten. Seguidamente son transportadas mecánicamente en la tolva, donde fueron depositadas previamente, hasta el bombo. Esta operación se hace con las bolas de los dos tambores. Por último, se cierran los bombos y se voltean de forma simultánea.

Y es aquí donde empieza el papel de los niños y niñas de San Ildefonso: uno extrae la bola del bombo de números, mientras que otro, a la vez, saca la bola del bombo de los premios, ambos desde la parte de atrás de los bombos. Delante, otros dos niños recogen sus bolas extraídas y cantan lo que le corresponde, insertando después las bolas en los alambres de la tabla dispuestos a tal efecto.

Estos alambres se agrupan en una tabla, hasta que esta contiene 200 bolas de cada clase, se cierran delante de la mesa presidencial, con conformidad del presidente y del interventor. El sorteo no concluye hasta que el bombo de premios queda vacío.

El momento que todos, tanto los asistentes al sorteo en directo como todos los que lo siguen desde cualquier otra parte, están esperando es en el que la pareja de niños de turno canta el premio de los cuatro millones de euros, el ‘Gordo’ de la Lotería de Navidad. En 2016 fueron Lorena Stefan y Nicol Valenzuela las que lo cantaron, las mismas que anunciaron el primer premio el año anterior.