Inicio Actualidad El pistolero de Teruel es un exmilitar serbio buscado por varios asesinatos

El pistolero de Teruel es un exmilitar serbio buscado por varios asesinatos

Italia dice que hace semanas envió una rogatoria avisando de que había indicios de que el fugitivo se encontraba en España

El fugitivo de Teruel que este jueves ha matado presuntamente a tres personas, dos de ellas guardias civiles, es Norbert Feher, alias ‘Igor el Ruso’ o ‘Igor Vaclavic’, un exmilitar de origen serbio con varias identidades sobre el que pesaba una orden de detención de Interpol al estar relacionado con varios asesinatos, entre ellos el de dos carabineri en Italia, han informado a Europa Press fuentes policiales.

En Italia los medios de comunicación dedicaron muchos espacios informativos para seguir la pista a Norbert Feher, que se encuentra detenido en la Comandancia de Teruel donde ha sido identificado a través de sus huellas dactilares. Diez días antes, el 5 de diciembre, hirió por disparos en Teruel a otros dos vecinos de la zona.

Una patrulla de la Guardia Civil lo arrestó a las 2.50 horas de este viernes tras encontrarlo dormido a unos 200 metros de la furgoneta pickup con la que se accidentó tras fugarse al presuntamente asesinar a los guardias civiles Víctor Romero Pérez– calandino residente en Alcañiz– y Víctor Jesús Caballero Espinosa, gaditano, ambos pertenecientes a los Equipos ROCA. También asesinó al vecino de Andorra (Teruel) José Luis Iranzo, agricultor, ganadero y miembro de la Ejecutiva del sindicato agrario UAGA.

Norbert Feher, conocido en Italia como ‘Igor el ruso’, llevaba en paradero desconocido desde abril de 2017, cuando mató al dueño de un estanco en la localidad italiana de Budrio (de ahí su otro apodo, el ‘Rambo de Budrio’), donde también asesinó a Davide Fabri, un camarero. Se le atribuye además el asesinato de Valerio Verri, un guardia forestal, el 8 de abril en la localidad de Portomaggiore, según informa el diario ‘Il Corriere della Sera’.

Desde Italia, el ministro del Interior, Marco Minnitu, ha trasladado su “agradecimiento a las autoridades españolas” y al cuerpo de Carabinieri y ha mostrado su solidaridad con las familias de las víctimas de los crímenes de Feher en Italia y en España. “Ha sido arrestado en una zona que hemos indicado nosotros”, ha dicho, por su parte, el comandante de los Carabinieri, el general Tullio del Sette.

“Nunca hemos dado por perdida, ni por un solo día, la búsqueda de este individuo peligrosísimo. Los últimos acontecimientos demuestran lo peligroso que era y qué gran pecado fue ponerlo en libertad en 2015, cuando todavía debía cumplir varios años en la cárcel”, ha asegurado el jefe de los Carabinieri.

‘Il Corriere’ ha señalado que hace varias semanas los carabinieri enviaron una rogatoria a España porque algunas pistas señalaban que Feher podría estar en territorio español. Las investigaciones habían apuntado hacia Austria y Hungría donde se habían situado algunos contactos de ‘Ígor el ruso’.

Según fuentes policiales, el detenido tiene al menos tres identidades: serbia, italiana y croata. La prensa de estos países ha ido informando de que se trata de un experto en el manejo de armas de fuego y en artes marciales.

Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, Norbert Feher fue detenido por una patrulla de la Guardia Civil de Castellón a unos 200 metros de la furgoneta pickup accidentada con la que se fugó tras presuntamente asesinar a disparos a dos agentes del instituto armado y un vecino que les acompañaba.

Los investigadores aún recaban datos para determinar si cayó rendido por el cansancio tras ocho horas de fuga desde Albalate del Arzobispo (Teruel) o a consecuencia del accidente con la furgoneta, ya que la pickup verde con la que huyó y recorrió cien kilómetros hacia el sur apareció siniestrada en el punto kilométrico 95,500 de la A-226, en el término municipal de Cantavieja.

En el momento de la detención portaba tres armas cortas, entre ellas las dos pistolas Beretta que arrebató a los guardias civiles de los equipo ROCA, encargados de robos en el medio rural, a los que presuntamente disparó tras personarse éstos en una casa de campo en la que habían detectado movimientos sospechosos.

Tras disponer de un retrato robot y transcurridas varias horas de pánico entre los vecinos de la zona, con informaciones confusas que apuntaban a que estaba atrincherado y luego abatido, la Guardia Civil desplegó un amplio dispositivo para desarrollar una operación jaula, para lo que realizó controles en varias carreteras. El asesinato de las tres personas se produjo entre las 19.00 y las 20.00 horas del jueves.

CRUZ ROJA A TÍTULO PÓSTUMO

La Guardia Civil ha informado en un comunicado que los agentes fallecidos participaban en el dispositivo activado a partir de la tarde del pasado día 5 para la localización del autor de los disparos que hirieron gravemente a dos personas en el municipio turolense de Albalate del Arzobispo.

El instituto armado ha asegurado que no puede aportar más datos por encontrarse la investigación bajo secreto de sumario. Una vez concluidas las autopsias, se instalará la Capilla Ardiente en el Ayuntamiento de Alcañiz, a donde se han desplazado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado. A los agentes se les impondrán a título póstumo la Cruz al Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo.

El ministro del Interior, que no ha acudido este viernes a la reunión del Consejo de Ministros porque ha viajado a Teruel, ha trasladado el pésame este viernes a las familias.

PODRÍA SER EL MISMO AUTOR DEL TIROTEO DEL DÍA 5 DE DICIEMBRE

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, se desplazó anoche al lugar de los hechos. Esta mañana ha confirmado la detención. “El sospechoso aún no está identificado porque no está colaborando en los primeros interrogatorios. Sí que es muy probable que sea el mismo que el 5 de diciembre hirió a dos personas”, ha explicado.

Así, el autor de los disparos podría ser la misma persona que tiroteó a dos ciudadanos el pasado 5 de diciembre en una masía de Albalate del Arzobispo (Teruel).

Los hechos tuvieron lugar cuando una persona se dirigía a su casa de campo en Albalate del Arzobispo. El propietario de la casa no pudo acceder a su vivienda y decidió volver a la localidad para solicitar la ayuda de un cerrajero.

Así, ambos regresaron de nuevo al lugar y cuando abrieron la puerta alguien desde el interior les disparó, alcanzando a ambos, al propietario de la casa, un hombre de más de 70 años de edad, y al cerrajero, de unos 40 años.

Estas dos personas se desplazaron por sus propios medios hasta el municipio para dar aviso a la Guardia Civil que, inmediatamente, puso en marcha un dispositivo de búsqueda para localizar al autor o autores de los hechos, que habría llevado a este nuevo tiroteo ocurrido en la tarde de este jueves.