Inicio Actualidad Confirmados 47 casos de acoso escolar en el curso 2016-2017

Confirmados 47 casos de acoso escolar en el curso 2016-2017

Niños durante una clase.

El Observatorio de la Comunidad de Castilla y León, en lo referido a la sección de convivencia escolar, registró en el curso 2016-2017 un total de 47 casos confirmados de acoso, frente a los 56 del precedente, lo que equivale a un 16,07 por ciento menos, aunque el número de posibles sucesos de este tipo se elevó a 412, frente a 261, lo que supone un incremento del 57,85 por ciento.

Son algunos de los muchos datos presentados hoy por el consejero de Educación durante la reunión del Observatorio de la Comunidad celebrada en el Instituto de Educación Secundaria (IES) ‘Vega de Prado’ de Valladolid, donde Fernando Rey, a modo de evaluación global, se ha felicitado por el “magnífico clima de convivencia” existente en unas aulas en Castilla y León que ha calificado de “seguras”, merced, ha puntualizado, a la “implicación de toda la comunidad educativa”.

Las cifras globales sobre convivencia el pasado curso reflejan que en dicho periodo lectivo se contabilizaron 23.095 incidencias (+16,51%), la mayoría, 3.278, relacionadas con conflictos entre los propios alumnos–no están incluidos los casos de acoso–, junto con las 2.278 que tuvieron al personal docente como víctima propiciatoria, capítulo este último que se dispara con respecto a las 700 registradas el curso anterior debido a que en este último informe ya no sólo se incluyen las agresiones físicas sufridas por los profesores sino también acciones negativas hacia ellos en forma de falta de respeto o de otra índole.

En este sentido, una de la novedades presentadas por el consejero consiste en el programa específico que la Consejería de Educación pondrá en marcha en un total de 29 centros escolares de Castilla y León que algutinan la mayoría de estas 2.278 incidencias, cerca de más de 500, a una media de veinte por cada uno, si bien Rey ha declinado facilitar los nombres de los mismos.

También resulta significativo el dato de que, al igual de lo ocurrido en el caso de las incidencias generales, el acoso tiene un perfil masculino, pues de cada diez alumnos con conductas de este tipo, seis son hombres, mientras que por etapas educativas la ESO presenta la mayor prevalencia de casos: más de seis de cada diez alumnos con conductas de acoso cursan dicha etapa educativa.

Además, el 2,42% del alumnado de Castilla y León (8.463) ha tenido alguna incidencia significativa durante el pasado curso. El 36% del alumnado con incidencias reincide en sus conductas problemáticas (0,87% del total) y cerca del 18% es reincidente (0,43%), con la particularidad también de que tanto en el alumnado reincidente como en el multirreincidente, ocho de cada diez son hombres. La incidencia de las mujeres es muy baja en los primeros cursos de escolarización y en los últimos.

DOS PROTOCOLOS

En su análisis, Rey, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha aprovechado para destacar la política propia puesta en marcha en la materia por la Junta desde hace una década, que incluirá, tal y como ha anunciado, la publicación este jueves en el Bocyl de dos protocolos, uno de ellos de actualización del específico ya existente para actuar ante supuestos casos de acoso en centros docentes sostenidos con fondos públicos y otro nuevo relativo a las agresiones sufridas por el profesorado y personal no docente.

En su alocución, Rey ha subrayado la importancia que está teniendo la implementación del modelo de prácticas restaurativas en los centros docentes de la Comunidad, gracias a programas de mejora de la competencia personal en las que puede participar la familia del alumno agresor con el objetivo de modificar su comportamiento para facilitar el respeto a sus compañeros y una adecuada integración en el grupo-clase.

82 CASOS DE CIBERACOSO

Otra de las novedades la constituye la puesta en marcha de un estudio para prevenir el ciberacoso, gracias a la colaboración de la Universidad ‘Miguel Hernández’ de Elche, a través del ‘Centro Crimina’ que dirige el catedrático de Derecho Penal Fernando Miró.

Dicho estudio analizará mediante una muestra representativa de más de 5.000 alumnos, tanto de 5º y 6º de Primaria y de la ESO como de 1º y 2º de Bachillerato y Ciclos Formativos, determinados hábitos en el uso de las TIC para, a posteriori, elaborar un protocolo de actuación que facilite a los centros la lucha contra el ciberacoso que ha sido medido por vez primera el pasado curso con el resultado de 82 casos contabilizados.

Al respecto, el responsable de dicho estudio, Fernando Miró, entiende que los datos obtenidos hasta el momento no reflejan que Castilla y León tenga un problema específico en la materia, aunque sí ha advertido del incremento de casos con motivo del acceso cada vez mayor a las TIC y las redes sociales por parte de los escolares.

“El uso seguro del internet es cada vez más necesario”, incide el experto, cuya apreciación ha sido avalada también por el propio Rey tras recordar éste que recientes informes muestran que el 22 por ciento de los alumnos de 15 años en España son “usuarios extremos”, con seis horas diarias de “pantalla”, y que otro porcentaje importantísimo se siente ansioso si no cuenta con wifi.

Y es que Rey advierte de que los usuarios “extremos” de internet tienen peores rendimientos escolares que el resto, sin contar los peligros que el acceso a la red de redes supone respecto de la posibilidad de poder convertirse en autor o víctima de ciberacoso.

En este sentido, el director general de Política Educativa, Ángel Miguel Vega, recuerda que “tan víctima es el agresor, que reproduce un modelo familiar o social, como el propio agredido”.

Vega también ha expresado su satisfacción con motivo de los distintos carteles repartidos por los centros de la Comunidad, a iniciativa de Ciudadanos, en los que el Ministerio de Educación da difusión al teléfono 900018018 para, bajo el lema ‘No te escondas, no lo escondas’, los alumnos víctimas de acoso escolar puedan denunciar su situación, algo que el pasado curso se tradujo ya en la formalización de dieciséis llamadas.