Inicio Actualidad Fallece un conductor tras caer una piedra sobre su coche en San...

Fallece un conductor tras caer una piedra sobre su coche en San Isidro

Los otros dos ocupantes del vehículo resultaron ilesos

Un hombre fallecio ayer en el puerto de San Isidro, después que una piedra cayera sobre el coche que conducía. El accidente se produjo a las 11 horas y a ocho kilómetros de la cima, en la vertiente allerana. Es un vecino de Gijón, de 60 años. 

En el vehículo, según testigos, viajaban tres personas. Habían dado la vuelta cerca del lugar donde se produjo el suceso, ante la niebla que impedía circular con normalidad hasta la cima de San Isidro. El coche es de marca Audi color plata.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de Bomberos de Asturias, Guardia Civil de Tráfico y una UVI Móvil. También el personal sanitario que estaba de guardia en el alto Aller. 

Según los datos facilitados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), los servicios sanitarios desplazados al lugar, sólo pudieron confirmar su fallecimiento.

La Guardia Civil se hizo cargo de los trámites para proceder al levantamiento del cadáver. Hasta el lugar se desplazó una dotación de Bomberos del SEPA (Servicio de Emergencias del Principado de Asturias) con base en el parque de Mieres que tras recibir la correspondiente autorización evacuaron los restos mortales del fallecido del interior del turismo.

En el vehículo viajaban otras dos personas que resultaron ilesas.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso a las 10.56 horas. En la llamada señalaban que una persona había resultado herida y atrapada tras caerle encima del coche que conducía una piedra. Estaban subiendo al puerto de San Isidro.

Además de pasar el aviso al SAMU que envió los medios citados anteriormente, la Sala 112 del SEPA movilizó una dotación de bomberos con base en el parque de Mieres y otra desde el parque de La Morgal, en previsión de que fuesen necesarios sus servicios ya que, debido a la mala cobertura, no se había podido concretar con el alertante el tamaño de la piedra. Además, se activó el helicóptero medicalizado del SEPA con el Grupo de Rescate que, debido a la intensa niebla, tuvo que regresar a base, desde el Padrún, al resultarle imposible llegar al lugar.

A las 11.12 horas se anula la movilización de los bomberos desplazados desde La Morgal ya que se logra contactar con el alertante y comunica que el tamaño de la piedra que les cayó encima no es muy grande, señala que será como del tamaño de un caldero.

Hasta el lugar se desplazó también el Jefe de Zona Centro que a las 12.48 horas confirma que los bomberos ya han recuperado del interior los restos mortales del fallecido por lo que retirarán del lugar para regresar a base.