Inicio Actualidad Un coche bomba mata al líder de una banda vinculada a la...

Un coche bomba mata al líder de una banda vinculada a la guerra por el control de prostíbulos

La policía descarta cualquier relación con el terrorismo.

Un hombre ha muerto este jueves en una explosión de origen criminal en un aparcamiento de Viladecans (Barcelona), en un caso en el que los Mossos d’Esquadra investigan la vinculación de la víctima con los ataques con explosivos en 2012 en el macroprostíbulo Paradise de La Junquera (Gerona).

La explosión, en la que ha resultado herida otra persona, se ha producido hacia las 11:38 horas en un aparcamiento situado en el número 6 de la calle Santiago Rossinyol i Prats de Viladecans.

Lo primero que se les vino a la cabeza a los vecinos de la zona era que se trataba de un nuevo atentado terrorista. Desde un primer momento, los Mossos d’Esquadra han barajado un móvil criminal como principal hipótesis de la muerte de este hombre en la explosión y han descartado que se trate de un caso de terrorismo, ya que se trataba de una bomba lapa colocada en los bajos del automóvil de la única víctima mortal del suceso en el marco de una guerra de crimen organizado de origen desconocido.

 

El ataque costó la vida a un hombre, vecino del citado inmueble, al que se detuvo en 2013 por su relación con los ataques con artefactos explosivos perpetrados el año anterior contra el conocido macroprostíbulo Paradise de La Junquera. No obstante, las fuentes consultadas por ABC advierten de que el ajuste de cuentas no tiene por qué estar relacionado con ese asunto.

Nada más producirse los hechos varias dotaciones de los Mossos d’Esquadra, los bomberos y ambulancias se desplazaron a la zona. La deflagración provocó un fuego que afectó a otros dos vehículos y hasta que los hombres del servicio de extinción de incendios no sofocaron las llamas no se encontró el cadáver de la víctima, cuya identidad no había trascendido al cierre de esta edición aunque estaba plenamente identificado.

Además, una persona que en el momento del estallido estaba en el ascensor del inmueble sufrió heridas y fue trasladado al Hospital Moisès Broggi por una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM). Su vida no corre peligro pero es fácil imaginar el shock provocado por la violentísima deflagración. Como medida preventiva, fueron desalojados además los vecinos de cuatro bloques colindantes.

Los especialistas determinaron que se trataba de una bomba lapa adosada a los bajos del coche, un método muy utilizado en su día por la banda terrorista ETA pero nunca hasta ahora por elementos de la criminalidad organizada, lo que añade elementos inquietantes al caso.

El caso está manos de los agentes del Área de Investigación Criminal de la Policía autonómica especializados en crimen organizado. La persona muerta, como se se ha señalado, había estado relacionada con los ataques al macropostíbulo Paradise de La Junquera de 2012, en los que habrían participado otros seis individuos. Todos fueron arrestados al año siguiente.

Con estos antecedentes alguien podría deducir que el asesinato tiene que estar relacionado con el mundo de la prostitución.