El último vídeo viral que circula por las redes sociales y los teléfonos móviles, sobre todo de los cántabros, es uno en el que aparecen dos osos corriendo por la carretera La Lastra-Tudanca, en Cantabria.

Las imágenes están grabadas por el copiloto del coche que circulaba -de noche- por esa carretera y que se encontró a la pareja de plantígrados.

Desde la Fundación Oso Pardo insisten en subrayar que acciones como ésta son ilegales y peligrosas. «Está prohibido acosar a las especies amenazadas y es peligroso porque puede generar accidentes de tráfico con vehículos que vengan de frente».

Lo correcto, según la Fundación, es reducir la velocidad para permitir a los osos salir de la carretera.