Inicio Actualidad Interior aumenta las dietas solo para los agentes en Cataluña

Interior aumenta las dietas solo para los agentes en Cataluña

AUGC tenía la duda de si el aumento de dietas por comisión de servicio decidido por la Guardia Civil recientemente con motivo del despliegue llevado a cabo en Cataluña (150 euros diarios para alojamiento y 37,40 en manutención –un total de 187,40 euros-, tanto para oficiales y suboficiales como para cabos y guardias) sería aplicable en adelante a todos los trabajadores del Cuerpo en comisiones de servicio, o si bien se restringía a los agentes desplazados a esa comunidad autónoma con motivo de la crisis ocasionada por el llamado proceso independentista. Pues bien, la duda ha quedado resuelta: este incremento se limita a los guardias civiles comisionados en Cataluña por la citada situación.

De esta manera, los guardias civiles han de afrontar una nueva decepción que se suma a la discriminación salarial que padecen respecto a las policías autonómicas.

Hay que recordar, en este sentido, que AUGC lleva años reclamando la actualización de las cantidades habituales que se conceden en las dietas de los guardia civiles comisionados, que no alcanzan, ni de lejos, las cifras mínimas con las que garantizar un alojamiento y manutención adecuados en la España de 2017.

Porque la dieta diaria de un agente de la Escala de Cabos y Guardias desplazado de su destino habitual a otros lugares al ser comisionado con un servicio temporal (por la operación verano, por ejemplo) es de tan solo 48,92 euros para alojamiento y 28,21 para manutención (un total de 77,13 euros diarios, frente a los 187,40 de los comisionados en Cataluña, con independencia de la escala a la que pertenezcan). Es importante dejar constancia de que en esta situación habitual las cantidades sí son notablemente mayores en el caso de oficiales y suboficiales (103,37 euros diarios en total) o generales (155,90).

Como cabe calcular, con los 77,13 euros diarios que percibe un trabajador de base como dieta resulta harto complicado encontrar alojamiento y manutención en enclaves con gran afluencia turística.

Desde AUGC debemos, por tanto, volver a denunciar la existencia en España de policías de primera y de segunda, división esta última en la que claramente están encuadrados los guardias civiles, unos policías baratos y con los derechos restringidos para poder reprimir cualquier conato de protesta por sus malas condiciones sociolaborales.

Con más de 31.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino. Su lucha por la democratización de la institución le valió en 2010 el Premio Nacional de Derechos Humanos que concede la Asociación Pro Derechos Humanos de España (apdhe).